Sígueme en las redes sociales

TRADUCTOR-Translate

MIS PLATOS, MIS RECUERDOS.


Si echo la vista atrás, y me pregunto si tuve una infancia feliz, diría sin duda que si, algo peculiar, pero feliz.

Mi infancia y la mayor parte de mi juventud ha estado marcada por la pasión de mi padre , la cocina, y su mayor éxito para él, su mesón .

El recuerdo del mesón y todo lo que lo rodeaba , forma parte de todos mis recuerdos infantiles, todos tienen ese denominador común.

Mientras que los demás niños jugaban en la calle con sus hermanos, yo me entretenía en "la tauleta" del mesón.
La tauleta o mesita, es la piedra angular de todo.

En el mesón había una mesita pequeña, auxiliar en un principio, pegada a la cocina, y que ha sido el centro de reuniones , salón de actos, despacho, sala de estar, recibidor, y no sé cuantas cosas más.

Los clientes , los que además de clientes eran amigos, demandaban sentarse en esa mesita, a pesar de que era de tamaño muy reducido.

Pero sabían que , el que se sentaba allí , formaba parte del grupo de amigos de mi padre. Y mi padre cuidaba muy bien a sus amigos.

Mi padre era un hombre simpático , amable , trabajador, emprendedor... Puede parecer que estaba más unida a mi padre. No es cierto. Pero mi madre y yo éramos dos satélites a su alrededor, le admirábamos .

A mi padre nunca lo vi enfadado, pero si vi el miedo en sus ojos, al final de su enfermedad.

Mi padre me llamaba Mari. Nadie me ha llamado así, y aun hoy y para siempre, me resulta extraño que me llamen así. Sólo le pertenece a él.

En esa mesita , ¡¡por dios , cuantas almendritas no habré comido yo !!, almendritas fritas,siempre con la piel, y con el aceite justo para que no quedasen pringosas.



las almendritas


En la mesita, se han llegado a reunir mas de nueve personas a almorzar.

Los amigos, la familia, todo el que llegase iba a la mesita.

En ella recuerdo cuando mi padre apostó cincomil pesetas con el pescatero a que no se dejaba cortar el pelo por él, con las tijeras viejas del pescado.
Y las perdió.

Pero el pescatero tuvo que pelarse al cero, y aun se le notaban los tijeretazos.-" Aun me sobran cuatromil quinientas" , decia.

En casa venian gentes de todas las posiciones. Daba igual. -"Nardo, ponnos esas patatitas que tu tienes ".

Pero no dejaban de ser patatas pequeñas con piel. Preparadas sencillamente , con el all i oli.
All i oli que yo aprendí a hacer con la advertencia :

- " si montas el all i oli el jueves santo, se corta, haz la prueba, el jueves santo se corta el all i oli".

Y porras, que se me cortó.

Las patatas, cocidas en aceite. Tan sólo hay que ponerlas con el aceite frio, a baja temperatura, dejar que vayan cociendo.


patatitas con all i oli


En la tauleta , era curioso, iban a parar los restos de la freidora, y toda clase de pescados que , con menos nombre y postín, no tenían salida entre la clientela.

Como las palayas. No sé que nombre pueden tener en castellano, lamento no ser bilingüe.
Las palayas se parecen al lenguado, son sus primas pobres.

Son humildes pero su carne , a mi gusto , supera la del lenguado en cuanto a sabor, y rebozaditas en harina y fritas, bien fritas, son una delicia.

fritura de palayas



En nuestra mesita pequeña, he hecho miles de veces los deberes del colegio, del insitituto, de la carrera...

En la mesita, mi novio me esperaba a que yo terminase el trabajo para irnos . Alguna vez que otra hemos discutido , nos hemos arreglado y nuestro hijo comió sus primeras galletas allí.

Recuerdo esos calamares "de potera", a la plancha , sin más historias que una salsa verde .



calamar a la plancha


La mesita fue sufriendo transformaciones, y reparaciones, como el mesón, como nosotros...

De los platos de mi padre, el que más me gusta, es el gazpacho de mero.
Sin duda, para mi gusto , supera al de carne, o.. quizás es que soy de mar.
Es sencillo de preparar:

- un buen fumet con ñora.
- unos pedazos de mero
- tomate triturado
- unos pedazos de pimiento
- laurel
- unas gambitas.

El fumet se prepara como normalmente se hace, siempre con pescado de roca.

Al caldo le añadiremos una picada de ñora frita , perejil , ajo y tomate. Tomará el color y sabor adecuado.

Sofreiremos el tomate triturado en una cazuela, y a diferencia del gazpacho de tierra adentro, este si le ponemos pimiento.

Lo sofreimos y añadimos los pedazos de mero y las gambitas.

Rehogamos la torta de gazpacho en compañía y añadimos el caldo colado y las hojas de laurel.

Hay que tener precaución de dejarlo con caldo de más , siempre podemos rectificar en el último momento.

Y servimos.


Gazpacho de mero

Me quedan tantos bonitos recuerdos , que me faltaría un blog entero para contarlo, y seguramente acabaría por no interesar a nadie, porque no dejan de ser recuerdos, como todos tenemos .

La tauleta se vino conmigo, a pesar de que ya no queda de aquello nada ni nadie. Pero ella y yo sabemos lo vivido.


Espero que os guste


¿Quieres imprimir esta receta?

Comentarios

  1. Me ha gustado mucho tu relato y me encanta que tengas esos recuerdos tan maravillosos. Como nos marcan las cosas que vivimos y las personas que nos acompañan en nuestro caminar.

    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Me alegro mucho que te haya gustado , Nieves, y tienes razón en lo que dices, hay personas que nos marcan de por vida, lo bueno es que sea para bien.

    un beso guapa

    ResponderEliminar
  3. A mi también me ha encantado!
    Que bonito y a la vez nostálgico es poder tener recuerdos tan cálidos como éste que nos has contado.
    Gracias por compartir estos recuerdos con todos nootr@s y mostrarnos a tauleta!

    Besines guapa.

    ResponderEliminar
  4. Hola Pica, me encantan tus recetas, y suelo visitarte bastante aunque escriba poco. Acabo de hacerlo de nuevo y he leído tu relato, el cual me ha encantado, tanto que incluso he podido imaginarme cada situación que iba leyendo. Gracias por contarnos esas experiencias y por hacerlo tan bien.

    Besitos

    ResponderEliminar
  5. somos lo que somos,en parte,por los recuerdos que guardamos.los buenos recuerdos nos hacen vivir con mas intensidad,nos hacen felices.los malos recuerdos nos ayudan a ser fuertes,porque mirando atras nos damos cuenta de que siempre se superan los baches,seguimos fuertes en el camino.asi cualquiera se enfrenta a lo que sea,sabiendose vencedor.

    cuando uno es tan generoso de compartir uno de sus recuerdos hace que nos sintamos complices de él.me ha parecido estar contigo mientras hacias los deberes,mientras mirabas a la gente escondida entre los cuadernos,he visto a tu padre hablando con los amigos que iban al meson,he visto a tu mae friendo los pescaditos esos que son primos hermanos del lenguado,incluso he visto a tu marido sentado en la mesita detrás de un trina de naranja.

    aunque tu no lo recuerdes (normal,no lo has vivido),gracias a ti yo tambien estuve en ese meson,sentada en esa mesita,contigo.

    ResponderEliminar
  6. Hola Picapusa. Te echaba en falta y te quiero decir en primer lugar que el relato que has puesto, bueno más que relato, una pequeña parte de tu vida, unos recuerdos que nunca caerán en el olvido, me ha gustado mucho, en especial esa primera foto, supongo que serás tu, ya despuntabas y tu mirada ya dice muchas cosas, estás muy fija mirando a algo, a pesar de ser una niña ya te interesaba todo lo que había alrededor. Pero no quiero detenerme solo en esa foto, tu relato también me ha traído a mí muchos recuerdos y te lo agradezco. Hoy ha sido un día maravilloso. Has hecho que vuelva la vista un poco hacia atrás. De vez en cuando es conveniente. Las almendras, esas patatas con all i oli, la fritura de palayas, los calamares a la plancha y como colofón el gazpacho de mero. No hay nada que sobre ni que esté fuera de lugar, todo una maravilla.
    Esta entrada nunca va a quedar en el olvido ya que aquí están parte de tus recuerdos. Te felicito y me alegro por haberte conocido.
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Muchas gracias vanesuky, eres muy amable, me alegro mucho que me hayas leído, una nunca sabe si todo se lo lleva el viento.

    un besazo.

    ResponderEliminar
  8. Pues muchas gracias Carmela, gracias por tus palabras ,que me llenan , y por darte a descubir, tienes un blog estupendo.

    un besote.

    ResponderEliminar
  9. Supongo que sabes anabel lee, que tu también formas parte de mis recuerdos y de mi vida, de otra etapa de mi vida, pero igualmente tienes tu hueco, para siempre.

    un besazo pichona, gracias.

    ResponderEliminar
  10. Hola Juan, y a ti que te voy a decir, pues lo mismo que tú me dices, que me ha encantado conocerte, y que me alegra mucho haberte alegrado el día.
    Que para mi es importante dejar huella en las personas, porque creo que un bonito recuerdo es el mejor regalo .
    Te quiero decir también, que si, que como siempre , aciertas; la de la foto soy yo.
    Eres un encanto, que siempre me lees al detalle.


    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Pica,me a encantado tu relato,a mi tambien me a echo mirar hacia atras y que me entrara la nostagia buena,la de esos recuerdos que todos tenemos,supongo que lo e leido con tanta pasion que incluso me e puesto en situacion y parecia que te veia ahi en el meson en la tauleta.
    Gracias por compartir esos bonitos recuerdos.
    un bexito wapisima

    ResponderEliminar
  12. Me alegro mucho que te guste Elena, y te haya hecho recordar cosas bonitas, me alegro un montón.
    Debe ser la primavera pero estoy de un tonto...

    un beso grandote

    ResponderEliminar
  13. piqueta, me ha encantado compartir los recuerdos de tu infancia y de tu juventud en ese meson que te vió niña, adolescente y adulta. Me hubiera gustado haberme sentado contigo en aquella mesita para compartir todas nuestras cosillas, pero aún no te habia encontrado.Sabes que eres una amiga muy especial para mi, que sin tener una amistad de mucho tiempo es...como si siempre hubieras estado ahi, y me gustaria compartir contigo el rincon donde se sienten tus amigos.

    te quiero hurona

    besoooooooooos¡¡¡¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  14. hola Picapusa, siempre me gusta leerte, pero hoy especialmente porque me has emocionado... estoy encantada de haber conocido a tu padre, y la tauleta... Me he sentido transportada a esa mesita para amigos! Gracias!

    PD: creo que ese pescado se llama acedías en el sur, o lenguadinas más arriba...

    ResponderEliminar
  15. Picapusa, una de las cosa más preciadas que tenemos son los recuerdos, sobretodo los recuerdos de infancia.
    Gracias por compartirlos.
    Me ha encantado y casi podía imaginarme ese espacio en tu mesón , con esa mesita que tantas y tantas conversaciones debe haber oido, y tantos recuerdos te traen.

    Tu padre, desde donde esté, seguro que esta SUPERORGULLOSO de tus palabras y tus sentimientos

    un besazo muy muy fuerte!

    ResponderEliminar
  16. Me ha encantado leerlo. Volvere por aqui.
    Saludos

    ResponderEliminar
  17. Que coincidencia pica ayer entre en un blog que me encanta y la introducción a su receta eran sus recuerdos, mai dice que se pueden seleccionar, y yo lo ponía en duda, porque dentro de los buenos siempre se cuela alguno malo y al contrario también pasa dentro de lo malo algo bueno también entra.

    Leyéndote veo que solo pones recuerdos buenos, pero noto cierta tristeza y creo que alguno malo también entra aunque no lo pongas.

    He sentido cada recuerdo tuyo.

    Y las palayas son palayas jajaja.

    Besos tesoro de todo corazón

    ResponderEliminar
  18. Hola Pica

    Bonitos recuerdos los que has plasmado ........... vivencias que se quedan para siempre en el centro de nuestro corazón y que nos acompañarán de por vida porque gracias a ellas hoy en dia somos lo que somos. En tu caso, una mujer extraordinaria, sensible y digna seguidora del buen estar y saber de tu papi, sin olvidar por supuesto a tu mami.

    Gracias por acercarnos una parcelita de tus nostalgias para revivirlas contigo en este relato tan bien expresado.

    Mil besinos.

    Bego.

    ResponderEliminar
  19. Sabes??? pues que me tienes llorando a moco tendido, jo chica menos mal que estoy sola sino me toman por loca. Un beso y cuida esa mesa.

    ResponderEliminar
  20. Ahhh y son acedias, que yo tampoco las cambio por el lenguado

    ResponderEliminar
  21. Tu yesly, también sabes que tienes un rinconcito en la mesita y en mi vida, foreveeeeeeeeerrrrrr.

    un beso hurona mía

    ResponderEliminar
  22. Muchísimas gracias Sandreaa, eres muy amable, me encanta que hayamos conectado.

    un besazo, sii, lo de acedías me suena. gracias cielo

    ResponderEliminar
  23. Muchas gracias Lidia, me alegro un montón , y ojalá como tu dices, mi padre se sienta orgulloso de mi.

    besazos.

    ResponderEliminar
  24. Gracias Celes, me alegro que te guste, y de conocerte.

    besos. yo también te visitaré sin duda

    ResponderEliminar
  25. Hola marisol, quizás tengas razón, pero quien no tiene recuerdos malos?,
    No trae nada bueno acordarse de ellos, siempre es más positivo quedarse con lo mejor.
    Aunque la tristeza que ves quizás es que se fue demasiado pronto, me quedé con ganas de más padre.

    besitos guapa , gracias

    ResponderEliminar
  26. Gracias a ti Bego, por tus palabras y por leerme, es bonito compartir, al menos así lo creo yo.

    besazos gracias, mil gracias

    ResponderEliminar
  27. Gracias María, eso dice mucho de ti, es muy importante empatizar con la gente, aunque te haga mas sensible, también es bueno, nos humaniza.

    Además , no me digas que no se queda una agusto , dandose una llantina entre amigas, jajaja.

    pues eso mismo !!

    besazos , besazos, besazos.

    siii, son acedías. A que son ricas?? uhmmmm

    ResponderEliminar
  28. Bueno... jesús que estoy llorando y todo leches.
    Aunque no podiamos saberlo tenemos mucho en común pero mucho.
    En mi casa tubimos siempre bar de comidas, tambien teniamos la mesita en la cocina,en la cual se cocieron la mayoria de mis vivencias de juventud, tajmbien tenemos en común el haber heredado de nustros padres el amor por la cocina, y tambien nos une que las dos los perdimos demasiado pronto, el mio el dia 19 hizo 20 años que nos dejo, yo tenía 20 años y se perdio tanto...
    Bueno lo dejo ya, solo quiero darte las gracias por haber compartido esos recuerdos tan intimos aun sin serlos y agradecerte haberme hecho pensar en alguna cosa.
    Un beso enorme cargado de cariño sincero.
    Buenas noches Picapusa

    ResponderEliminar
  29. que bonito es todo esto Rosa, que cosas tan curiosas y bonitas se descubren visitándonos , a que si??, nos reimos , lloramos y de todo un poco.

    me alegra mucho haberte conocido Rosa, eres un encanto de chica,

    Yo perdí a mi padre hace más años, sólo tenía 14 , imagínate cuanto se perdió.

    Un beso grandote, grandote, grandote.

    ResponderEliminar
  30. Adormidera hice por ti lo que tu no pudiste, espero que no te moleste.
    Dejo tu cometario porque me gustó mucho, como todo lo que me dijiste.

    "Ayer te había escrito un testamento.
    Ahora ya no puedo concentrarme en revivir todo lo que te ponía pensando que igual no conseguiré que salga.
    Sólo quiero decirte, por si los milagros existen o esta mañana estoy tocada por las hadas buenas, que me gusta María. La de tu padre, la de siempre, la de todos los dias, pero mucho más ésta cercana.
    No porque me hayas aguijoneado la nostalgia, porque no nos parecemos sino en los moñigos que usamos en su momento y en lo guapetón de nuestros padres, sino porque me llega cuando te abres tú, no sólo la cocinera impecable, inventora y elegante, sino la personita que hay detrás... que no es madre y esposa (aunque también lo sea) sino única y especial por ella misma.
    Creo que guardamos lo bueno, y sólo hurgando saldría lo malo. Yo debo tener pésima memoria, porque para conseguirlo, casi tendría que entrar en trance, pero sé que se puede hacer. Naturalmente, por salud y porque venimos preparados para VIVIR y no para sufrir como dicen algunos, lo que queda por encima de la marabunta es lo amable.
    Que siga siendo amable la visión con que lo veas todo, lo de antaño y lo presente.
    Un beso enorme...
    ahhhhhhhh.. esas almendritas, esas papas confitadas, ese guiso de mero, por dios, por dios, qué bien se comía en el barito de tus padres!!!"

    No sé que decir, sólo que...
    gracias adormidera, mil gracias.

    Un beso muy grande.

    ResponderEliminar
  31. Si es que no me extraña que tengas las manos que tienes.

    Tuviste el mejor de los maestros y es todo un detalle que le recuerdes y compartas con nosotras de la manera que tu sabes.

    Como una magdalena me tienes y es que llevos tb unos dias muy sensiblona.

    Que te quiero leches.

    ResponderEliminar
  32. Como me ha gustado tu "homenaje" a tu papá, me ha emocionado mucho porque seguramente yo también escribiría del mío palabras como las tuyas....

    Debes sentirte muy orgullosa de haber heredado tantas cosas buenas de El, todos esos recuerdos jamás serán olvidados porque siguen viviendo en tí...

    Besiños guapetona

    ResponderEliminar
  33. Hola bea, tu también estás tontorrona?' aiss, debe ser la primavera hija, gracias bonica por lo que me dices

    besitos, yo también te quiero un montón guapa!!

    ResponderEliminar
  34. hola moly, gracias por lo que me dices,

    creo que es muy importante sentirse orgullosa de nuestros padres, es fundamental, y es una suerte que así sea.

    un besazo guapa ¿ estas bien???, espero que si !!! besitos

    ResponderEliminar
  35. Hola Miguel , me alegro de leerte, y también que te haya gustado.
    Como ya he dicho alguna vez que otra, una habla y habla, y no sabe bien si realmente se la escucha.

    gracias!! un abrazo para ti.

    ResponderEliminar
  36. Una historia preciosa y las receticas ricas ricas y sencillas.
    Ainss que seria de nosotros sin recuerdos...

    Saludetes

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Por falta de tiempo me es muy complicado devolverte la visita a tu blog y a tu comentario, discúlpame por esto.
Si tienes cualquier duda o sugerencia que hacerme, puedes escribirla aquí o enviarme un correo electrónico, estaré encantada de recibirla y de responderte

Entradas populares de este blog

COMO COCER CAÑAILLAS Y OTROS MARISCOS

CODILLO DE CERDO SALMUERIZADO EN CASA Y AL HORNO.

RECOPILATORIO DE RECETAS CON NÍSPEROS.