Sígueme en las redes sociales

TRADUCTOR-Translate

TOMATES SECOS, EL PROCESO DE SECADO Y CONSERVACIÓN.

Cuando nos decidimos a plantar algo, hemos de plantearnos aprovechar todo el fruto que den nuestras plantas, y no desperdiciar nada de nada, puesto que el agua está muy escasa y cara.

Eso siempre lo tengo presente y por este motivo, los años que hemos plantado tomates, como ha sido éste, le doy uso a todos los tomates, sin distinción.

Los primeros frutos, serán para ensalada por su tersura, tamaño y apariencia.

Los menos agraciados físicamente los usaremos para rallar y consumir al natural o frito.


Cuando llegamos a finales de Julio y principios de Agosto, es el momento óptimo para el secado de los tomates, puesto que no hay practicamente , noches con escarcha, hay muchas horas de sol y la temperatura es elevada.

Además , las plantas empiezan a estar de capa caída y los tomates son pequeños y tienen un aspecto menos apetitoso.

La manera de secarlos, aunque la veamos rudimentaria, es satisfactoria, y dada la temperatura que tenemos en la zona de levante, además es rapidísima.

Tenemos que buscar un recipiente, y poner papel absorbente para que cuando el tomate empiece a soltar el jugo , se empape y evitemos que pudra el fruto.


En otras ocasiones también he usado cartones y funciona estupendamente.




Cortaremos los tomates por la mitad y los cubriremos con bastante sal.

No importa que veamos mucha sal. La sal acelerará el proceso de evaporación y por tanto el de secado.

Y el exceso de sal se eliminará cuando pongamos en remojo los tomates para hidratarlos y consumirlos.




El proceso de secado es de tres a cinco días.

En el caso de que se haga en un clima donde haya escarcha , a pesar de ser Agosto, trasladaremos los tomates bajo techo , por la noche.

A la mañana siguiente, los expondremos a pleno sol, hasta que se sequen por completo.


Una vez secos , tienen este aspecto.

Podremos conservarlos con aceite de oliva y una cucharada de orégano...


O en una malla que permita la ventilación, o cesto de esparto, como és mi caso.

Pueden conservarse ahí, más de un año en perfecto estado.



Cuando vayamos a arrancar las plantas de las tomateras, siempre quedarán pequeños tomatitos verdes que no llegarían a madurar y crecer en buenas condiciones.

Estos tomatitos, los podemos poner en vinagre y sal y consumirlos como un encurtido más. Quedan riquísimos.



Los tomates secos , una vez hidratados , unas seis horas en agua tibia, están deliciosos fritos y escurridos en un papel de cocina, acompañando cualquier plato, o en el medio de un bocata de tortilla , o en un pincho, o... o como sea !!!!

Espero que os guste.




¿Quieres imprimir esta receta?
Volver arriba

Desafío en la Cocina

Desafío en la Cocina
Cada mes una receta nueva, dulce o salada.

Me sufren y padecen

Entradas populares de este blog

COCA BOBA DE CANELA

MONAS DE PASCUA

COMO COCER CAÑAILLAS Y OTROS MARISCOS