Entradas

Te apetece hoy...

FALSOS MANTECADITOS DE BONIATO

Cada vez uso menos harina refinada, y no es por ningún motivo en especial, pues si tengo que usarla la uso, y reconozco que ciertos postres o bizcochos no quedan igual con harinas integrales, pero creo que es importante, a cierta edad, ya que ocasionalmente consumimos productos que llevan harina, que al menos sean harinas integrales que aportan más nutrientes. ¿Y porqué las harinas refinadas son actualmente el demonio? Bueno... no se trata de una nueva moda, tiene su fundamento. Al refinarse la harina se elimina el germen y el salvado por lo que mayoritariamente son almidón y nada de fibra, pocas proteínas y prácticamente cero minerales y vitaminas. Dicho proceso al que se somete a la harina hace que sean menos saciantes y el cuerpo demande energía más rápidamente. Por consiguiente, entraremos en una pescadilla que se muerde la cola que puede desembocar en un aumento del nivel de glucosa, cosa que no es nada, pero nada recomendable Por el contrario, las harinas integrales son ricas en

HACHIS PARMENTIER con puré de patata y calabacín

TIMBAL DE MORCILLA, MANZANA Y PATATA, 95º Desafío en la cocina

PAN INTEGRAL DE ESPELTA Y CENTENO

BERENJENAS RELLENAS DE TERNERA TRADICIONALES

TARTA TATÍN DE HIGOS ,94º Desafío en la cocina

TARTA GUINNESS

TARTAR DE BRÓCOLI, COLIFLOR Y CABALLA

MERMELADA DE HIGO SIN AZÚCAR