Sígueme en las redes sociales

TRADUCTOR-Translate

TORTILLITAS DE PLATINOS.



En mi vida había visto yo en la pescadería , hasta ese día, este pez. El platino.

Por lo visto es un pez que viene de china, y lo llaman "el chanquete chino".


Yo todo esto lo desconocía cuando lo compré, y pensé que era como aquellos pececillos que se cogían en las acequias con un "salabre", porque de hecho, son de agua dulce, y pensé, ahora con argumentos, que estamos llegando a un punto en que, ¡¡nos lo comemos tó!!

Y nada que ver con el chanquete, chanquete, que además de estar prohibido, está mucho más rico.


A mi se me antoja más parecido a la angula. Ya no sólo por el tamaño y forma, sino también por el sabor, que tampoco sabe a ... nada !! Porque la angula (la real) es algo insípida, que para eso se cria en las desembocaduras de los ríos.

Esto es como... su propio nombre indica, chino, osea como la mayoría de lo chino, paliducho, desaborío y de una calidad más que dudosa.


Platinos


Aunque los chinos, una vez vienen a España, se vuelven diferentes a lo que nos cuenta Anabel, española en el lejano oriente, en su blog I am, what I am, os aconsejo que la visitéis, es curioso ver la visión de este pais visto desde el punto de vista de una española.

Además de admirarla, porque hay que tener muchos ovarios para irse solita alli, me cae estupendamente sólo con leerla.

Allí mucho wok, mucha verdura, mucha comida ligera, mucho palillo y mucho ejercicio mañanero, pero en cuanto llegan aqui, en dos meses engordan que es un primor, se mueven menos que un gato de escayola, y se les pone la cara de pan amasao.

Vamos que se deben poner moraos a hamburguesas o a paella y me parece que se echan hasta la siesta.

Aquí siempre sonrien, siempre serviciales, siempre a lo suyo.

O por el contrario, si les pinchas mucho, ponen cara de poker, ni si ni no, ni frio ni calor, les da igual lo que les digas, quieren tu dinero, y lo quieren ya.


Un cuñado mío, haciendo honor al cargo de cuñado, suele pincharlos mucho.
Hemos llegado a ir a un restaurante chino y mi cuñado dirigirse al camarero todo el rato, llamándolo Shin Chan, y el tío ni se cabrea ni se inmuta ni nada!!


Y Juanito (mi cuñao) venga picarlo... - Shinchan, trae más cervecita anda... y shinchan.. de paso para los niños dos fantas más. Y el camarero ni mu.

Asi que yo creo, que desde el lejano oriente, nos han enviado estos pececillos y allí estarán riéndose los chinos y diciendo... - vamos a enviar esto, que si se tragan la porquería de zapatos que hacemos sin rechistar... se lo van a comer tó!!

:::::::::::::::::::::::

Yo hice estas tortitas con ellos y se pudo comer, rico está, para que nos vamos a engañar, pero no por los peces, sino por la manera de prepararlo, modestia aparte.

Necesitamos:


- platinos, como unos 300gr. Pero bien puede valer gambita troceada o si fuese posible, chanquete.

- un huevo

- vino blanco seco, una copita
- ajo y perejil, picadito

- aceite para freir

- harina la que admita para hacer una pasta espesa.



Batimos bien el huevo con el vino y la picada de ajo y perejil.

Agregamos la harina hasta obtener una pasta más bien espesa, para poderlo verter a cucharadas en aceite caliente y freirla.


Añadimos los pececillos y la sal, teniendo en cuenta que son bastante sosos.

Vertemos en la sartén con aceite bien caliente y formamos estas tortillitas.



Con un buen all i oli están de muerte.

Aunque también es cierto que con all i oli me como yo hasta una multa de tráfico.




Aprovecho también para señalar un libro que la propia Anabel me recomendó

LA ELEGANCIA DEL ERIZO.




Es la historia de dos mujeres, una niña de once años y una mujer adulta , ambas superdotadas, que pasan el tiempo intentando ocultar que lo son, y que por obra de un tercero y por el destino, comparten una parte de su vida y llegan a conocerse.

Es muy interesante, difícil de comprender al leer, al menos para mi, por la profundidad de las afirmaciones de las dos protagonistas.
Yo no soy superdotada y más de una vez tenía que releer los párrafos para asimilar bien las cosas... jejeje.

Una historia bonita, curiosa, y con un poso muy intenso.

Me ha encantado Anabel, gracias !!

Espero que os guste.


¿Quieres imprimir esta receta?
Volver arriba

Desafío en la Cocina

Desafío en la Cocina
Cada mes una receta nueva, dulce o salada.

Me sufren y padecen

Entradas populares de este blog

COCA BOBA DE CANELA

MONAS DE PASCUA

COMO COCER CAÑAILLAS Y OTROS MARISCOS