Sígueme en las redes sociales

TRADUCTOR-Translate

ALBÓNDIGAS DE PESCADO EN DOS VERSIONES

Las albóndigas es una cosa que nos permite que los niños coman carne de una forma más fácil sin que se les haga "bola" y en el caso de ser de pescado, a los más reticentes a comerlo, también se lo hace más agradable.

En esta ocasión las hice de pescado, con unos filetes de merluza congelados.

Lo primero será explicar como hice las albóndigas de pescado.

Necesitamos:

- unos filetes de merluza congelados, en mi caso
- una cucharadita de eneldo seco

- sal, unas pizcas de pimienta, nuez moscada
- leche

- una loncha de pan de molde, o algo más si hiciese falta
- un huevo

- harina

- aceite para freir


Mezclamos el pan con la leche, lo mojamos y escurrimos, desmigándolo bien.

Cocinamos los filetes de merluza en el microondas, tapados, con tan sólo un poquito de aceite y sal, osea, al vapor.

Desmigamos el pescado y lo mezclamos con el pan remojado en leche, con las pizcas de especias, con el eneldo y con el huevo.

Mezclamos bien, formamos las albóndigas y las pasamos por harina.

Freimos y reservamos.

Hice bastantes, las congelé ya fritas, y las preparé en dos ocasiones y de forma distinta.

La primera fué en un guiso de caldo de pescado y con unas patatillas.

Guiso de albóndigas de merluza



Con un buen fumet que tengamos congelado, unas patatas, y un sofrito de tomate y cebollita, tendremos un guiso delicioso.

Hacemos un sofrito con la cebolla, el tomate triturado y dos dientes de ajo.

Añadimos las patatas cortadas a bocados y las albóndigas.

Agregamos el caldo y dejamos cocer hasta que la patata esté blandita, más sencillo imposible.



En otra ocasión las preparé con unos judiones y unas almejas y quedaron de cine.

Albóndigas de merluza con judiones y almejas.

Para este plato necesitamos:

- unos judiones o garrofones congelados ( ya vienen precocidos)

- unas almejas de las llamadas japonesas, que no traen arena
- las albóndigas de pescado
- un ajo
- pimienta, aceite y sal
- vino blanco, una copa

Ponemos a rehogar el ajo picadito, añadimos las almejas y tapamos para que abran.


Reservamos todo esto y con la misma sartén y un poquito de aceite , echamos una cucharada rasa de harina, la removemos para que coja color y agregamos las almejas con el caldito que hayan soltado, la copa de vino, y un vaso de agua o dos. Rectificamos de sal.

Removemos, agregamos los garrofones, la pimienta y las albóndigas y dejamos cocer a fuego bajo.



Dos platos de cuchara , que ya apetecen , a cada cual más rico, al menos para nosotros.


Espero que os gusten

Print Friendly and PDF
Volver arriba

Desafío en la Cocina

Desafío en la Cocina
Cada mes una receta nueva, dulce o salada.

Me sufren y padecen

Entradas populares de este blog

COCA BOBA DE CANELA

MONAS DE PASCUA

COMO COCER CAÑAILLAS Y OTROS MARISCOS