Sígueme en las redes sociales

TRADUCTOR-Translate

BATIDO DE PAPAYA Y PLÁTANO

La papaya es una fruta tropical de sabor agradable y textura que me recuerda al mango, por ser cremosa.

Tiene múltiples cualidades, como les pasa a muchas frutas tropicales, en concreto la papaya es muy beneficiosa para las cicatrizaciones internas, es decir para las úlceras, así mismo facilita el bronceado , refuerza la inmunidad gracias a su alto contenido en vitamina C y para remate y convertirla en panacea... no engorda.


A mi sinceramente esto es una cosa que siempre me ha sorprendido mucho: las frutas tropicales son buenísimas, sanísimas y tienen infinidad de vitaminas...¿ y que pasa con las frutas de aquí?.


¿Qué pasa con la naranja, con la ciruela, con la uva, con la cereza, con la granada... ¿todas estas no tienen propiedades sensacionales y vitaminas a porrillo?


Me da a mi que con estas frutas sucede como con las bayas goji, ¿os acordáis de las bayas goji?
El otro día leía yo en un blog de un compañero esta misma pregunta, ¿que ha sido de ellas?.

La gente aseguraba que eran remedio milagroso para todo, para el colesterol, diabetes, sobrepeso...

Se aseguraba incluso, que existían señoras que consumían un cuarto de kilo de bayas goji por las mañanas... ¡¡Y se habían vuelto inmortales !!


Y ahora... ahora no las compra nadie, ni nadie repara en ellas.

Pero como ya sabéis que yo, a pesar de ser un poco crítica con algunas cosas, sucumbo a las modas con facilidad, se me ocurrió probar esta fruta, mezclándola, eso si, con una fruta más española como es el plátano, de Canarias, por supuesto.



Y ya que nos hablan de los beneficios digestivos de la papaya, es entonces un postre recomendable para acabar bien una comida.

Necesitamos:

- un yogurt desnatado edulcorado
- un plátano de Canarias
- media papaya, de donde quiera que sean las papayas.
- un puñadito de cereales integrales con chocolate para decorar.
- un poquito de miel, para decorar.

Tan sencillo como pelar el plátano y la papaya y triturarlos junto con el yogurt hasta obtener este batido delicioso.

Reservaremos algunos pedacitos de papaya para decorar, y serviremos con un puñadito de cereales y un hilo de miel.


Lo mismo en versión mini, que me encanta, no llena y queda de cine en los postres.



Espero que os guste.


Print Friendly and PDF
Volver arriba

Desafío en la Cocina

Desafío en la Cocina
Cada mes una receta nueva, dulce o salada.

Me sufren y padecen

Entradas populares de este blog

COCA BOBA DE CANELA

MONAS DE PASCUA

COMO COCER CAÑAILLAS Y OTROS MARISCOS