Sígueme en las redes sociales

TRADUCTOR-Translate

COLIFLOR GRATINADA CON JAMÓN. El miedo

Terminé hace unos días un libro de J. Bucay, se llamaba  De la autoestima al egoismo, un diálogo entre tú y yo. 

Trataba sobre esa ligera línea entre la autoestima y el egoismo, de lo que nos impide ser nosotros mismos en ocasiones o en casos más graves, siempre. 

Hablaba de la autonomía personal, de saber poner límites, de la diferencia entre términos tan aparentemente parecidos como: el egoista, el ególatra, el soberbio y el egocéntrico, y de como no viene nada mal, ser en algunas ocasiones, egoista, porque... ¿que es un egoista al fin y al cabo? 

Si nos acogemos a su significado literal, es tener amor por el yo, que hace que determinada persona se quiera por encima de los demás, ¿ y eso es del todo malo?.

Según el autor, no, porque no es verdad que si uno se quiere mucho a si mismo , no puede querer a los demás...

Entre estas cosas y otras, hablaba del miedo, el miedo irracional, diferenciándolo del "susto" que es el miedo real, al que nuestro cuerpo reacciona defendiéndose inevitablemente.

Se refería a ese miedo que te condiciona a avanzar, el miedo que te limita, empequeñece y distorsiona.
Lo que se conoce por "tener miedo"

El autor nos hace reflexionar sobre los miedos y nos aclara que el ser humano nace con el instinto para defenderse de un miedo real, lo que él llama "susto" pero no nace con el miedo.
Porque el miedo no es una respuesta instintiva sino intelectual, y por tanto se podría decir que nosotros se lo "enseñamos" a nuestros hijos y ellos a los suyos y asi sucesivamente.

Como dice Bucay, ¿quien no ha advertido a su hijo antes de salir con la consabida frase... "Ten cuidado"? ó "Cuídate porque yo no podría vivir si te ocurriese algo"

Y estas frases no previenen, más bien asustan y te cargan de una maleta con un peso... el de la responsabilidad de cuidarme para que mi madre no sufra.

 Quien no se ha hecho daño alguna vez y ha temido más al disgusto de la madre que  a los puntos de sutura..

Por  eso nos recomienda cambiar la frase por expresiones mejores como: "diviértete" ó "pásatelo bien", que dejará más libertad al indivíduo. 

Un libro estupendo y ameno de leer como casi siempre son los de Bucay, y de los que siempre se puede aprender algo.
-....
Y ahí tienes a Toñi, a mi, un martes a la una y media, sentados los cuatro frente al plato de cocido, mordiéndome la lengua y observando a mi hijo pequeño, que se balancea sobre las dos patas traseras de la silla,(por enésima vez), haciendo equilibrios más propios de una cabra... cuando de pronto, se resbala la silla hacia atrás y las piernas de mi hijo sobrepasan la altura de la mesa, ale-hop!!!! al suelo!!! 

Y yo... sólo acerté a decirle..."Que te diviertas!"....-

 ::::::::::::::::::::::::::::::::

Y ahora vamos con el platito de hoy... aiss que cosa más rica.
Una coliflor gratinada y con jamón, que quita el sentido. 

Para preparar esta cazuelita necesitamos:

- coliflor
- unos taquitos de jamón serrano
- harina, una cucharada
- leche, medio vaso
- sal , pimienta, nuez moscada.
- queso rallado para gratinar.
- aceite de oliva. 

Ponemos a cocer la coliflor, con poca agua y con un poquito de aceite de oliva y sal, en la olla express que en cuestión de ocho minutos estará en su punto.

Abriremos la olla  y sacaremos la coliflor. Rehogaremos los taquitos de jamón y añadiremos la cucharada de harina, la rehogamos también y echamos ahí mismo la coliflor, la pimienta y la pizca de nuez moscada.

Removemos y vamos añadiendo la leche, si se necesitase más, añadimos caldo de cocción de la verdura.

Una vez tengamos todo ligado, lo vertemos en la o las cazuelitas y le ponemos por encima queso rallado, el que más nos guste.

Lo gratinamos al horno y ....¡¡ a la mesa!!


Para comérselo sin ningún tipo de miedo... Espero que os guste

Print Friendly and PDF

Comentarios

  1. Aunque debo de confesar que no soy muy partidaria de los libros de auto ayuda, yo también he leído algo de bucay. La verdad es que estoy de acuerdo tanto en lo de quererse a uno mismo, como acto indispensable para poder querer al resto del mundo. Y los de los miedos, ay, la de cosas que dejamos de hacer en esta vida por el puñetero miedo.
    La coliflor, pues decirte que justamente ayer prepare este mismo plato pero con brocoli, con su jamóncito y todo y nos encanto.
    Por cierto, el gesto de tu peque lo veo yo a diario en el cole y me pone de los nervios, lo que no me atrevo yo a decirles es que se diviertan que entonces me veo a alguna madre esperandome a la salida para decirme unas palabras.
    Besitos

    ResponderEliminar
  2. Me encanta Bucay, aunque el libro que tu mencionas no lo he leído aún, pero si me he leído unos cuantos!!
    La coliflor me encanta de todas las maneras cocinada, pero así no la había hecho nunca y me lo apunto porque tiene una presencia deliciosa. Saluditos!!

    ResponderEliminar
  3. Espero que el peque no se lastimara demasiado, aunque seguro que el susto nadie se lo quitó de encima. Eso si, no he podido evitar reirme cuando te he leido eso de:

    Y yo... sólo acerté a decirle..."Que te diviertas!"....jajajaja.

    Me has recordado a mi misma cuando mi hija de pequeña comenzó a saltar en su cama una dia de buena mañana. Desde la mia me la imaginaba como una perica con salto va salto viene, la avise no sé cuantas veces..." te vas a caer, no saltes en la cama nena, bajate ahora mismo y para ya, te estoy viendo besando el suelo, te vas a hacer daño, hazme caso y obedece para de saltar y sal de la cama...etc etc etc...
    Llegué incluso a bajarla yo como tres o cuatro veces, hasta que de repente volo por los aires y aterrizo en el suelo.
    Le dije: Levántate del suelo que está frío jajajajaja.

    En fin, yo mejor me centro en la colifror que esto si que no me da miedo en absoluto. Todo lo contrario y máximo sabiendo que lleva su jamoncito y todo.
    Un buen plato , y en cazuelita de barro mejor que mejor.

    Biquiños preciosa :)

    ResponderEliminar
  4. No he leído nada de Bucay, no soy yo de libros de autoayuda, pero lo del miedo es verdad, a veces dejamos de hacer cosas por su culpa. Lo mejor de verdad es esa coliflor que has preparado, mucho mejor que esa tristísima (aunque también rica) que hice yo ayer solo hervida. Besitos.

    ResponderEliminar
  5. Estoy de acuerdo, el no egoista es incapaz de quererse a sí mismo para poder querer como se debe a los demas.
    Cómo me gusta la culiflor, como dice mi peque ;)

    ResponderEliminar
  6. Mira tu no sabes lo que me he reido, porque yo siempre con tus entradas me descojono pero lo de hoy ha sido ya mortal, todavía, después de mas de 10 minutos sin poder dar un golpe a una tecla, sigue doliendome las costillas de lo que me he reido, pobre chiquillo, aunque eso le pasa por hacer la cabra, que los mios también lo hacen y mas de un susto me han dado, silla rota incluida, pero no escarmientan. Y la receta, tu crees que despues de lo que me he reido tengo ganas de hablarte de la receta???? que tengo el huerto lleno de coliflores y en cuanto pille uno te la copieteo.

    ResponderEliminar
  7. jajajaja, qué bueno eso de "que te diviertas". No he leído este libro, pero alguien me dijo una vez que a los hijos no se les deben decir cosas como ten cuidado, portate bien, llamame cuando llegues y cosas por el estilo, porque es como si atrajesemos el mal, aunque la explicación que me dió no me convenció mucho, yo que soy un poquito supersticiosa, desde entonces siempre les digo que lo pasen bien, pero siempre me quedo esperándolos levantada, no lo puedo remediar.
    La coliflor cocinada de esta manera me encanta, y a tí te ha quedado muy rica.
    Besosssssssss

    ResponderEliminar
  8. Jajaja, eres un caso Toñi, pobre chiquillo, tenias que haberle dicho lo de divertirse antes de caerse jajaja. Bueno la mejor lección se aprende con la práctica jajaja. La coliflor una delicia así gratinada. Un besazo.

    ResponderEliminar
  9. Seguro que le dijiste a tu hijo "que te diviertas" después del batacazo? Jejeje, debías estar más asustada que él, puedo imaginármelo.
    Y después de la caída un plato de coliflor, espero que esto si le fuera divertido.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Que buena tu reflexión con respecto al libro de Bucay.
    Yo tambien tengo esa anecdota de un hijo haciendo cosas y tu, que te vas a caer, que te vas....asi no se cuantas veces y de repente, zas, al suelo, me mira y dice...y tu como lo sabias?
    Y ahora la receta, que rica, lo malo que a los mios no les va mucho asi que me la guardo para hacérmela un dia, porque chica, yo tambien me quiero, besicosssssssssss.sefa

    ResponderEliminar
  11. Los libros llamados "de autoayuda" son libros que especialmente vas en su busca, sea por el motivo que sea, se buscan y te gustan justo en el momento adecuado. Por eso no pueden gustar a todo el mundo :)
    Cuando leo un libro, me suele preguntar mi marido de que va.. hablamos, y este fue el caso, por eso cuando pasó lo de la silla...es que venía al pelo !!! :) y soltamos todos una carcajada, menos el de la silla, claro.. :)))

    Muchas gracias por leerme y ser tan estupendas!!!

    ResponderEliminar
  12. Toñi, me encanta leerte.
    No lo he leido, pero me vendría muy bien, así que buscaré.
    Qué te diviertas!!!!...ajjajaj, se lo digo a mis hijos en una situcaión así y me mirarían diciendo ; esta está como una cabra...jajja.
    Esa coliflor tienen una pinta estupenda.
    besitos

    ResponderEliminar
  13. Una receta muy rica, al menos para mí que me gusta mucho la coliflor.

    ResponderEliminar
  14. Jajajajaja.... qué bueno que fueras capaz de decirle eso..... jajajajajaja.... seguro que desde entonces tu hijo piensa que estás aún más loca.... jajajajajajajaja....
    Buena receta, que yo no soy muy amiga de la coliflor, aunque me fuerzo, y en la nevera me espera una, junto con su amigo brócoli, que me cae un poquito más en gracia..... jejeje...
    Besos!

    ResponderEliminar
  15. Y se divirtio o ¿no?, jejejejjj...no pasa nada son niños a quien no le ha pasado una cosa parecida o peor ahiii...
    Que plato mas rico guapetona. Un besito

    ResponderEliminar
  16. Estas coliflores tienen muy buena pinta, me gusta mucho la receta probaré ha hacerla algún día.

    ResponderEliminar
  17. ¿Qué tal si lo dejamos en un "que te diviertas, pero ten cuidado"?, Demasiado largo, ¿verdad?...Cuando los míos se caen lo más que acierto a decir es "te lo dije", (profeta que es una).
    Me quedo con la coliflor, que en esa cazuelilla luce un montón.

    ResponderEliminar
  18. Buen resumen del libro, me ha gustado mucho la explicación y sobre todo lo de tu niño. No tienes remedio!!!
    Y la coliflor buenísima, a mí me encanta con bechamel, cuando cuezo la pongo en un bol y luego le añado la bechamel, el queso y a gratinar!!! Que delicia!! Bueno es que a mí la bechamel de cualquier forma.
    Un beso guapa.

    ResponderEliminar
  19. Tengo que dicir que nuna he leído un libro de autoayuda, pero me lo he pasado estupendamente con tu entrada bueno con esta y con todas que me encantan, la coliflor de esta manera no la he probado nunca pero sin duda muy pronto la voy a probar besos

    ResponderEliminar
  20. Hola Toñi, una entrada preciosa, hecha desde el corazón como veo que es todo lo que haces. Me ha encantado eso de "que te diviertas!!" muy bueno, sí señor. El amor por uno mismo es darse uno su sitio, su espacio, respetarse y quererse mucho. Pero eso no significa que uno no vea lo que tiene que mejorar y creo que no tiene nada que ver con el egoísmo. Si yo me quiero, puedo querer a los demás y comprenderlos. Sólo se puede dar lo que se tiene, no? un abrazo y muchas gracias por cierto por esa maravillosa receta!! pero es que estoy a dieta...sólo puedo mirar por ahora!

    ResponderEliminar
  21. Toñi:)
    Me ha encantado tu reflexión sobre el libro, lo has explicado con mucha claidad y tu anecdota ¡que decir! me imagino que esta misma noche voy a estar riendome sola en la mesa porque lo veré balancearse y nadie mas entenderá el ¡Que te diviertas! jaja estos chicos es que me saca de quicio lo de la silla aunque ahora igual me lo tomo con mas calma jaja
    Besicos sorianos y la coliflor estupenda, a mi es que sola me gusta pero si le pones bechamel ya me tienes ganada del todo.
    Besicos sorianos

    ResponderEliminar
  22. Ains reiniña lo que me rio contigo eres la monda seguro que en casa no se aburren nada contigo.
    No veas lo que me he reido amos no atino aun muy bien a dar con las teclas jaja seguro que fuiste capaz de decirle a tu hijo que se divirtiera tras ese batacazo jaja yo no creo que fuera capaz puez me habria partido el culo de tanto reir .
    A mi tambien me gusta muxo Jorge Bucay pero ese libro aun no lo he leido aunque ultimamente no leo nada que no sea en los blogs jus..jis.
    La coliflor divinisima a mi contrario le encanta y seguro no dejaria na de na pero desde hace unos meses tiene prohibidas practicamente todas las verduras.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
  23. Ja ja ja que bueno Toñi, me he imaginado perfectamente la situción. pero estoy completamente de acuerdo, se les debe dar mas cuerda porque de los errores se aprende. Yo soy de las que no les dice nada y les deja hacer pero debo reconocer que muchas veces me imagino la ida al hospital como excursión del día je je je.
    La receta deliciosa !!!!
    Un beso guapa

    ResponderEliminar
  24. Toñi...a partir de ahora cuando mis hijas se balanceen con el final que ya sabes..diré como tu!!!:) eres de lo que no hay!!!
    y tu coliflor me encanta!...fijate, que soy de las pocas que me gusta tanto que hasta su olor cuando se cuece no me molesta!...así que apuntada queda!!!!
    cariños mi guapa!

    ResponderEliminar
  25. Hola Toñi. He leído algún libro de ese autor pero no recuerdo el título, ya la memoria comienza a tener sus altibajos.
    Creo que en muchas ocasiones a los hijos hay que decirles ¡ten cuidado! antes de ¡que te diviertas! y a los hechos me remito, si a tu hijo le hubieras dicho ¡ten cuidado! no te balancees, no se habría caído jj peo seguro que no se hizo daño, son de goma y ese pequeño seguro que está hecho de goma maciza.
    En cuanto a la coliflor, que decirte, pues que ha debido salirte extraordinaria. Me encanta la coliflor y aunque de esta forma no la he comido creo, sin temor a equivocarme, que me comería un buen plato. Todo lo que haces es pura maravilla.
    Un beso

    ResponderEliminar
  26. Pues en casa hoy hemos comido este plato, pero sin jamón, porque una de mis hijas es vegetariana y no come nada de carne, ni jamón, por muy ibérico que sea, ja,ja...!!!
    A veces las madres no podemos evitarlo, y siempre decimos "Vigila!" cuando los hijos salen de casa, pero es cierto que yo muchas veces sufría más por mi madre que por mí, sobretodo cuando se me escapaba el autobús y llegaba tarde, y ese sufrimiento no nos hace felices...
    Besos

    ResponderEliminar
  27. jajajaja

    La coliflor no es mi producto favorito, pero así seve estupenda. Es que todoestá más bueno con jamón y ese gratinadito rico.

    Besos.

    ResponderEliminar
  28. Toñi, como siempre haces que entrar en tu blog sea con la sonrisa puesta ya, y a las madres no creo que nos cambie ningun escritor, al que por cierto seguro que su madre le diria esas cosas jajaja, yo sigo diciendole a mi hijo de 42 años, no salgas fuera sin ponerte algo, ponte los calcetines que hace frio, etc.. en fin que somos un petardo, pero es lo que hay, yo no quiero cambiar, me gusta aconsejar a mis hijos,

    La coliflor se ve divina, un besito aun desde Madrid

    ResponderEliminar
  29. He ojeado, más que leer, algún libro de ese tipo y no tengo una opinión clara formada sobre ellos, no se... Quizá si se está en alguna etapa muy puntual de la vida ayuden, pues parece que están escritos para eso. Imagino la escena que cuentas de tu hijo y el susto que te llevarías. la verdad es que choca estar en una situación parecida y estar sonriendo, en fin, que el autor ha leído en algún sitio aquello de "A mal tiempo buena cara" y lo lleva al pie de la letra. De los miedos habría mucho que hablar, mejor lo dejamos para otro día.
    Esa coliflor la suelo hacer a veces, cambio alguna cosa, pero basicamente es la misma. En casa gusta.
    Un besito guapa

    ResponderEliminar
  30. ¡Qué coliflor más riquísima, con el jamoncito...!.
    Me suelen gustar los libros de Bucay, y estoy de acuerdo en que, para poder querer a los demás, primero hay que quererse y respetarse uno mismo. Y en que no hay que agobiar a las personas que queremos.
    Eso sí, me habría gustado ver la cara de tu hijo cuando le dijiste "¡Que te diviertas!", jajajaja.
    Un besote, guapa.

    ResponderEliminar
  31. Creo que según nos vamos haciendo mayores vamos perdiendo muchos miedos.
    La receta estupenda.
    Besitos guapa

    ResponderEliminar
  32. Hola Toñi! he descuvierto tu blog y me encanta.Me parece muy bien el resumen que haces del libro que acabas de leer, porque estoy de acuerdo con las cosas que dice.
    La coliflor tomo nota, porque tiene que estar rica!
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  33. Jajajajaja, lo que me he reido. Y cuanta razón tiene Bucay. Yo, por motivos personales, he estado en un psicologo y ¿te puedes creer que me sentía mal cuando valoraba algo de mí misma porque pensaba que era una egolatra? Todavía me cuesta trabajo y sé que soy buena en muchas cosas, pero me cuesta admitirlo y tirar hacia delante porque creo que no soy capaz y que haré el rídiculo. Miedo al ridículo, tener miedo. Exactamente lo que has dicho.

    Y por cierto, me encanta la coliflor y me ha encantado tu receta, ummmm.

    Besotes.

    ResponderEliminar
  34. muchisimas gracias a todos por vuestros comentarios :)

    besos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario en la entrada

Sé que en ocasiones mis entradas son extensas,o se desvían bastante de lo que son recetas de cocina en sí y no todos estáis dispuestos a leerlas enteras, no importa, sea cual sea la respuesta, aunque sea un, ¡¡ uhmmm, me lo llevo !!, será agradecido igualmente.
Si tienes cualquier duda o sugerencia que hacerme, puedes escribirla aquí o enviarme un correo electrónico, estaré encantada de recibirla y de responderte
Este blog no participa en cadenas de premios ni memes , aun así,te doy las gracias por acordarte de mí para ellos

Entradas populares de este blog

COMO COCER CAÑAILLAS Y OTROS MARISCOS

CODILLO DE CERDO SALMUERIZADO EN CASA Y AL HORNO.

RECOPILATORIO DE RECETAS CON NÍSPEROS.