Sígueme en las redes sociales

TRADUCTOR-Translate

KIKO-BONS Y ROSAS DEL DESIERTO. Es fundamental una sonrisa de oreja a oreja al día.

Es fundamental la sonrisa.

A ser posible que sea perenne, pero dado el momento que atravesamos todos, a unos por que les toca de lleno, a otros por que les roza y a otros que si no les roza, son conscientes de las dificultades de los demás, hay que procurar una sonrisa diaria al menos.
 
Sonrisa, no risa, sonrisa de las grandes,  de oreja a oreja, de las francas, de las que salen del corazón.

A menudo nos centramos más en lo que podríamos tener, en lo que tuvimos y ya no tenemos o en lo que pudo ser y no fué, y nos perdemos el aquí y el ahora.

Hoy tuve una sonrisa de oreja a oreja. 
 
A medio día, bromeábamos él y yo, y algo debí decir que le provocó mucha risa. Vamos... que le caí en gracia :), como si me acabase de conocer.

Os juro que en su cara vi la misma mirada de cuando le conocí.
 Como cuando cada frase, cada gesto eran nuevos porque nos estábamos conociendo.
Vi esa misma cara sonriente de desconcierto, agrado, sorpresa..., como cuando toda yo era desconocida para él  

Me miraba fijamente y sonreia. Fué como si acabase de descubrir una faceta mía,o quizás como si pensase, -vaya, sigue siendo ella, sigue ahí.

-¿Qué miras guasón??,-le respondo devolviéndole la sonrisa.
- Nada... 
 
Y eso después de tantos años juntos...  ver esto...,me provoca una sonrisa de oreja a oreja, que queréis que os diga...

::::::::::::::::::::::::

Bueno... tuve dos.
La segunda fué más gula que otra cosa :)

Cuando en los postres saqué estos bombones y me los eché a la boca.

KIKO-BONS
Ingredientes:

- 150 gr de chocolate fondant
- una cucharada de mantequilla
- dos cucharadas de nata.
- kikos,( maiz salado, tostado y frito)

Ponemos en el microondas el chocolate con la mantequilla y la nata.

Le damos dos minutos a máxima potencia, sacamos el recipiente  y removemos.

Si lo vemos necesario le damos un minuto más. Sin pasarnos de tiempo o quemaremos el chocolate.


Una vez deshecho, untaremos de aceite de girasol unas cubiteras semiesféricas.

Picamos los kikos groseramente.

Vertemos un poquito de chocolate ( a penas la base) y encima ponemos un poco de kiko picado.

Terminamos de rellenar y dejamos solidificar.


Y estas sencillas...

 ROSAS DEL DESIERTO.


No sé si se las he copiado a alguien.. o las ví en una revista... perdonadme pero no sé.

La receta es la misma que para los Kiko-bons, tan sólo hay que cambiar los kikos por cereales.
Dejar caer el chocolate formando una especie de "moneditas" y cuando empiece a solidificar, plantarle encima los cereales.

Facilito, ¿ a que si?


Espero y deseo que tengáis muchas sonrisas.
Buen fin de semana.


Print Friendly and PDF

Comentarios

  1. Ojalá que esas sonrisas te duren por mucho tiempo amiga.

    Hay que "obligarse " a sonreír y tratar de descubrir ese pequeño rayito de sol que se pueda filtrar aunque sea a través de un pequeñísimooo espacio porque siempre nos ayudará enormemente a seguir hacia adelante , sobre todo , en la adversidad ;)

    Anteayer me zampé yo solita una bolsa de kikos, hacía meses que no los comía , asi que si tengo estos bombones delante de mi los devoro jajaja...

    Buen fin de guapa, besinos.

    ResponderEliminar
  2. Llevas toda la razón del mundo, a pesar de los tiempos que corren hay que tomarse la vida con muuuucha filosofia sino estamos perdidos. Esos pequeños detalles que a veces se nos pasan y no nos damos cuenta de ellos, esas sonrisas, esas miradas, esas caricias......todo aunque pase mucho tiempo deberian ser siempre como el primer dia. Me encanta como lo has descrito, ah y los bombones tambien jeje. Besitos

    ResponderEliminar
  3. Ohhh que bonitoooo, la verdad es que de vez en cuando es necesario que esa magia vuelva a resurgir.

    Los bombones, ricossss, yo no soy mu de chocolate pero si soy muuuuu de kikosssssss asi que me llevo uno

    ResponderEliminar
  4. Venir a tu blog ya es seguridad de salir con una sonrisa, que falta hace. sobretodo después de escuchar las noticias.
    Una historia muy bonita.
    Estos bombones con kikos han de ser sorprendentes y las rocas muy ricas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Toñi, qué bonito lo que te ha ocurrido, esas cosas sí que nos hacen felices.
    Estoy de acuerdo contigo en que cada día hay que buscar al menos una razón para sonreír, que a veces perdemos demasiado tiempo laméntandonos por las cosas malas y eso hace que nos perdamos infinidad de cosas maravillosas.
    me encantan tus dos opciones, pero los kiko bons esos tengo que hacerlos chiquilla
    Besitos

    ResponderEliminar
  6. Ñam ñam Tengo que hacer unos bombones pronto :)

    ResponderEliminar
  7. Que bonito Toñi !!!! Me ha encantado leer esta entrada, porque mientras lo hacía os podñia imaginar, pero no poniendos cara que a ti si te la pongo) sino con una enorme sonrisa !!!!!
    Y de los bombones que decirte, que me apunto a probar los 2!!!!
    Un besazo enorme guapa
    Feliz finde

    ResponderEliminar
  8. Holaaaa, pero mira que eres "grosera", mira que picar los kikos groseramente con lo ricos que están jajajajjajajaajaajaja
    Si que es verdad, tienes toda la razón, a nosotros nos pasa lo mismo, y sabes? nosotros nos reímos mucho, sobre todo por la noche cuando nos acostamos, no sé por qué, pero como uno diga una tontada no veas, ahí que nos estamos ríendo bajito un buen rato, y reírse bajito es difícil lo que provoca más risa jajajajjaaja, Si es que hay que reírse de la vida maja!
    Estos bombones tienen que estar la mar de ricos!
    Un besoooo

    ResponderEliminar
  9. Qué chulos los bombones de kikos, a mí seguro que me encantaban, me encantan los frutos secos, galletitas saladas y todo eso con chocolate. Qué buenos. Besis

    ResponderEliminar
  10. Siempre he tenido la misma frase: Qué nadie me quite la sonrisa, soy de sonrisa fácil.. no lo puedo evitar y hace unos años me quitaron un tumor de la nariz, para lo cual tuvieron que levantarme media cara, la cicatriz iba desde el ojo a la comisura del labio... al cirujano sólo le dije "No me quites la sonrisa"!! y si el no lo consiguió, nadie lo hará.
    Gracias por hacernos sonreir.

    ResponderEliminar
  11. Que post tan bonito y que rico!!
    Tiene una pinta estupenda, asi que con tu permiso me lo llevo a mi cocina.
    Un besito

    ResponderEliminar
  12. Que bonito que después de tanto tiempo, os mireis como si fuera la primera vez. A veces pasa, y quizás más de las que nos damos cuenta, la pena es que pasan sin que fijemos. Los pequeños detalles son los que hacen al mundo grande. Te lo dice una que fue moribunda hace 5 meses, y que vive los días como si fueran los primeros y los últimos.
    Me llevo tu sonrisa de oreja a oreja y te dejo la mía.
    Y también me llevo los bombones, que no soy tonta y si muy golosa.
    Besos. Lola

    ResponderEliminar
  13. Espero que las sonrisas estén siempre en tu vida, y en la nuestra. Yo, por ejemplo, con unos bomboncitos como los que has preparado sonreiría un buen rato. Besitos.
    cosicasdulces.blogspot.com

    ResponderEliminar
  14. ¡Qué bonito, Pica! Son esos momentos que nos alegran el día y nos hacen felices más que nada en el mundo.
    Me ha gustado lo de los kiko bons, me lo guardo.
    Besos.
    Marhya

    ResponderEliminar
  15. Como siempre un post precioso Pika esos momentos y sonrisas son los que nos alegran la vida ojala no dejemos de tenerlos nunca.
    Los bombones muy originales ,estoy deseando probar esa convinacion de xocolate y kikos.
    Bicos mil y feli finde wapa.

    ResponderEliminar
  16. esa combinación de kikos y chocolate tengo que probarla


    ¡¡besos¡¡

    ResponderEliminar
  17. Me alegro de que sigas sonriendo por cosas así de tiernas, es lo más importante que nos puede pasar :)

    ResponderEliminar
  18. Eso es lo bueno de la vida sonreir por lo menos una vez al dia y poder compartirla con los tuyos. Los bombones se ven ricos y seguro que un contraste delicioso. Un besazo

    ResponderEliminar
  19. Qué importante es lo que dices...
    Y qué bonito, después de tanto tiempo...
    Los bombones, riquísimos: me ha hecho mucha gracia el contraste con los kikos, y las rosas del desierto tienen que estar bien ricas.
    Un beso, preciosa. Y ya sabes, tú siempre nos haces sonreír.

    ResponderEliminar
  20. No me extraña que tu cara se iluminase de oreja a oreja. Con los tiempos que corren ¡que bonito es comprobar que todavia perduren esos sentimientos, después de tantos años!
    Que duren muchísimos otros...

    Nunca he probado los kikos con el chocolate pero tengo que hacerlo algún día de estos.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  21. Toñi cuanta razón tienes, ¿como es posible que a menudo nos olvidemos de sonreir? es importante ver la vida con una sonrisa o cuanto menos una media sonrisa! me han flipado tus bombones de kikos WOW!!!! un besazo guapa, y a seguir sonriendo sin parar

    ResponderEliminar
  22. Hay que intentar no perder la sonrisa y ser positivos aunque la vida nos dé bofetadas constantemente.

    Menudos bocaditos ricos que nos traes.

    Besossssss

    ResponderEliminar
  23. Es superbonito lo que dices Toñi, la verdad es que son momentos para mantener siempre en nuestra memoria. Tu me acabas de sacar a mi una sonrisa....
    Un besazo

    ResponderEliminar
  24. Toñiiii!! qué bonito lo que explicas, pues no te digo que casi se me escapa una lagrimita, una que está muy sensible, jajaja
    Los bombones de kikos o de cereales simplemente espectaculares!!! ricos y fáciles!!
    Un besote.

    ResponderEliminar
  25. La verdad es que si que nunca hay que perder la sonrisa... los bombones te han quedado fenomenal. Muchas gracias por pasarte por mi rinconcito. Un beso guapa.

    ResponderEliminar
  26. que bombones te han salido de lujo
    me gustan
    un saludo

    ResponderEliminar
  27. Muchas gracias por venir a mi blog, así he podido conocer el tuyo, tocaya, que coincidencia jajajaja, bueno pues me quedo en tu cocina, que te explicas de maravilla, cuanto razón tienes en todo lo que has dicho, muchas veces por no decir siempre, nos lamentamos y no sabemos valorar lo poco o mucho que tenemos,nos ponemos de mal humor y se nos olvida lo primordial dar las gracias y sonreir como bien has dicho, me ha encantado tu entrada por tu comentario y por esos bombones tan deliciosos que has preparado bs guapa

    ResponderEliminar
  28. De lujo!! qué cosa más rica, esto si pone una sonrisa. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  29. Gracias por tu visita y por quedarte en mi cocina Toñi. Yo también me quedo por aquí y no me extraña que con estos postres consigas sonrisas de oreja a oreja
    Un saludo

    ResponderEliminar
  30. Pues tienes razón, sonreir no cuesta dinero y que bonito es cruzarse con una, todos los de alrededor lo agradecen.
    Los bombones super, con lo que me gustan a mi, bssssssssss.Sefa

    ResponderEliminar
  31. Vamos a sonreir todos un poco más, mejor nos irá!!! Me han encantado tus bombones, qué cosa más original, vaya contraste más apetecible, mmm!!!
    cuchillitoitenedor

    ResponderEliminar
  32. Dí que sí, hay que sonreir más a menudo, que la vida son dos días y si uno te la pasas serio, no merece la pena.
    Me gustan las dos cosas, pero me quedo con los kiko bons.....como deben estar!!!
    besitos

    ResponderEliminar
  33. Toñi te felicito por esas maravillas que has hecho...

    Te felicito por esa sonrisa....yo últimamente estoy muy falta, por problemas laborales.

    ResponderEliminar
  34. Toda la razón con lo de redescubrir una sonrisa... cada vez es más difícil sorprender a la pareja.
    Eso sí, tras batallar un rato en la cocina, siempre suele haber buen clima en casa (si salen buenos platos, claro).

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Por falta de tiempo me es muy complicado devolverte la visita a tu blog y a tu comentario, discúlpame por esto.
Si tienes cualquier duda o sugerencia que hacerme, puedes escribirla aquí o enviarme un correo electrónico, estaré encantada de recibirla y de responderte

Entradas populares de este blog

COMO COCER CAÑAILLAS Y OTROS MARISCOS

CODILLO DE CERDO SALMUERIZADO EN CASA Y AL HORNO.

TORTAS DE CALABAZA Y PIÑONES típicas de Callosa del Segura