Sígueme en las redes sociales

TRADUCTOR-Translate

PECHUGAS DE CODORNIZ EN SALSA DE CEREZAS.

  Lo primero que me viene a la cabeza cuando pienso en cerezas es un recuerdo de niñez.

Mi padre que traía cerezas al mesón y yo que escogía las más bonitas y me las ponía de pendientes en las orejas.

Me paseaba con ellas por toda la cocina mientras mi padre sonreía y me decía lo guapa que iba y lo bien que me sentaban. 

Después con otras dos cerezas, las giraba en torno a mi dedo y me "fabricaba" un anillo con dos perlas rojas grandes, redondas y dulces.

Todas mis "joyas" terminaban minutos después en mi boca, saboreándolas y vuelta a empezar :"Engalanarme" con otro par de pendientes más y un anillo.. incluso dos.

Asi que participar este mes en el Recetario Mañoso es doble placer, o triple;porque por una parte me encantan las cerezas, por otra , el Recetario Mañoso me parece una iniciativa preciosa, y estoy encantada de participar en el, y en tercer lugar, es un placer que coincidan ambas cosas con que Marga y su blog, El puchero de Morguix ,sea la anfitriona de este mes.

 
Mi aportación es esta:

Pechugas de codorniz en salsa de cerezas.

 

Ingredientes:

 - seis codornices
- un puñado de cerezas, unas ocho o diez serán suficientes.
- dos cucharadas de azúcar
- un vaso de vino tinto, que sea decente.
- una cebolleta
- un puerro
- un poquito de perejil picadito
- un diente de ajo picado
- aceite, sal, pimienta
- una cucharada de harina de maíz.
- otra cucharada de harina de trigo
- una cucharadita de salsa de soja.

Lo primero que haremos será quitarles los huesos a las cerezas y junto con el azúcar y el vino tinto, ponerlas a cocer en un cazo.

Mientras tanto, deshuesamos las codornices como si fuesen pollos, es decir:  les quitamos las pechugas, y los muslos, y reservamos los cascarones.
 


Con los cascarones de las codornices, la cebolleta, el ajo, el perejil y la zanahoria, haremos una base de caldito con la que elaboraremos la salsa.

Rehogamos en una cazuelita la cebolla, la zanahoria, y añadimos el perejil y el ajo muy picadito.

Seguidamente añadimos los cascarones de las codornices y dejamos cocer a fuego suave.


Salpimentamos las pechuguitas y las pasamos por harina.


En una cazuela con un poquito de aceite de oliva, las doramos vuelta y vuelta ligeramente y añadimos a la cazuela el caldito colado de los cascarones y las cerezas cocidas con azúcar y vino tinto.


A esto le añadiremos una cucharada de maicena disuelta en un poquito de caldo y una cucharada de salsa de soja.

Rectificamos de sal. Dejamos cocer , espesar y reducir la salsa.



Como guarnición le puse unos tomatitos de pera pequeños y unos bastoncitos de berenjena pasada por harina y frita.


Parece elaborado deshuesar una codorniz pero...no lo es tanto y merece la pena el resultado. Asi a todo el mundo le gusta la codorniz.porque queda de bocado y no hay que sacar huesecillos.

Y vosotros diréis... ¿ Y que ha hecho esta mujer con los muslitos de codorniz?

Pues... eso forma parte de otra receta que ya mostraré 



Espero que os guste.

Print Friendly and PDF
Volver arriba

Desafío en la Cocina

Desafío en la Cocina
Cada mes una receta nueva, dulce o salada.

Me sufren y padecen

Entradas populares de este blog

COCA BOBA DE CANELA

MONAS DE PASCUA

COMO COCER CAÑAILLAS Y OTROS MARISCOS