Sígueme en las redes sociales

TRADUCTOR-Translate

PATATAS A LAS NUEVE, CON PATATA Y BERENJENA.

Con motivo de los San Jacobos de patata, recordé que tenía una receta parecida en el blog que subí al principio de los tiempos.

Esta receta se ha hecho en casa durante bastante tiempo, aunque a mi, hacerla de carne me cuesta, porque no me sale como a la cocinera que nos la enseñó y como a mi madre, que aprendió con ella.

Para hacerlas con relleno de carne, tendríamos que hacer un estofado con ternera, sesos de cordero, y... lamentablemente no recuerdo más..., tengo que ponerme a pensar e intentarlo.

El nombre se lo dió Carmen, una amiga , casi, y sin casi, como de la familia. 

Patatas a las nueve, asi las llamaba, y asi las conocí yo.

Carmen era de Camprodón. Catalana, catalana y casada con Modesto, un madrileño castizo, ahí es ná, y que a pesar de los mitos, se llevaban a la perfección.

Él, imaginativo, arriesgado, con don de gentes. Ella, trabajadora incansable, tenaz y muy catalana, siempre mirando la peseta. 

Ambos vivieron la guerra civil de una forma y con unas experiencias dignas de un libro.
Él, del bando rojo,vendedor ambulante de telas, que llega a Gerona y conoce a Carmen. Se casan y viven en Madrid hasta que las circunstancias les obligan a volver a Cataluña, y ...meterse en la boca del lobo. 

Modesto, teniente en la guerra civil, huye con Carmen en plena batalla del Ebro hacia Francia,  él herido de metralla en una pierna, y ella, embarazada, cargando de él en una carretilla.

Allí son dirigidos a un campo de concentración, separados, él en el de hombres y ella en el de mujeres con su primer hijo.
Escapan cada uno por su lado  y con ayuda de conocidos y de buena gente, se reunen fuera y vuelven a Camprodón...

He pasado muchas tardes escuchando las vivencias de Carmen y su marido por boca de ella, ya que Modesto nos dejó antes y yo era muy niña entonces.

Montaron un Mesón en el pueblo, El Metro. 

Combinación perfecta de dos culturas, la barra, muy madrileña con Modesto a la cabeza y la cocina casera, dirigida únicamente por Carmen, se comía como los dioses. 

Después de morir Modesto y cerrar el Mesón, Carmen se dedicó durante años a preparar croquetas, canelones de San Esteban y estas patatas a las nueve por encargo, para mucha gente del pueblo.

Patatas a las Nueve
::::::::::::::::::::::::..

 Como se pueden rellenar también de pescado, probé con este relleno y de paso también , probé hacerlas con lonchas de berenjena, en vez de con patata.

Ingredientes:

- pescado blanco o de caldero, en este caso usé un pescado que llamamos "cabut"
- un puerro
- una zanahoria
- una cebolla tierna
- perejil
- aceite
- un calabacín
- patatas 
- berenjenas
- pimienta y nuez moscada
- una copita de vino blanco 
- harina, huevo y pan rallado para empanar.

Cortamos lonchas de patatas con una mandolina y las pochamos, yo hice lo mismo con la berenjena, ( la dejé un ratito con sal)

Los restos que nos sobran de cortar las lonchas de patata y berenjena, las trocearemos bien pequeño y lo usaremos para el relleno.

Freimos las lonchas de patata a fuego suave, dejándolas a medio hacer, blanditas, para poder manejar pero que no se deshagan.

Le quitamos el aceite sobrante con papel de cocina.


Mientras, ponemos a cocer el  pescado blanco o de caldero , con el  puerro, la zanahoria, el perejil  y un chorrito de aceite de oliva.

Cuando esté cocido, (no en exceso), sacamos toda la carne del pescado, yo he utilizado este,el cabut, que es una carne parecida al cabracho.  Cuando está crudo es más rojo



En una cazuela, cortamos en pedacitos  bien pequeños, el calabacín,la cebolla, los restos de berenjena( de cortar las lonchas), y los restos de patatas, (también de cortar las lonchas).

 Pochamos todo y le añadimos un poco de pimienta, nuez moscada y rectificamos de sal.
Agregamos la carne del pescado y un chorrito de vino blanco. 

Esto, bien triturado,  es el relleno para las patatas


Rellenamos las lonchas de patata ( o de berenjena)



Las pasamos por harina, huevo y pan rallado.


Estas son las de berenjena, que si Carmen las llega a probar...estoy segura que le hubiesen encantado.


Las freimos, dejamos sobre papel de cocina y... al plato .



 Es uno de esos platos que los haces, te echas la tarde trabajando, los congelas, y después, agradeces haberlos hecho porque te sacan de apuros.


Espero que os gusten.



Print Friendly and PDF

Comentarios

  1. Tan originales como el nombre, deben estar pa morirse, y ya, ya sé que se pueden congelar.....;) Besitos.

    ResponderEliminar
  2. flori ha dejado un nuevo comentario en su entrada "PATATAS A LAS NUEVE , con patata y con berenjena.":

    Madre mía, qué laborioso y apetecible! Estos son de los platos que me encantan porque no me pesa nada pasarme el día cocinando..jjeje

    Besos

    ResponderEliminar
  3. No se con cuál quedarme , me gustan las dos versiones.

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué historia, Pica! me ha emocionado.
    Las patatas se ven estupendas también, de lo más apañadas. Sería una pena que se perdiesen este tipo de platos.
    Besos.
    Marhya

    ResponderEliminar
  5. Toñi con esta historia tan emocionante cualquiera se resiste a probar las patatas de la señora carmen
    ademas se ven muy ricas
    un saludo

    ResponderEliminar
  6. Que historia tan bonita, mi abuela me contaba las suyas sentadas en la chimenea, de sus malos recuerdos hice mis mejores momentos a su lado, que duros tiempos y que rica cocina salió de ellos, seguro que están deliciosas. Un besito

    ResponderEliminar
  7. Yo me quedo con las dos versiones. ¡Muy ricas!
    Buen día

    ResponderEliminar
  8. Desde luego que la historia de Carmen y Modesto es digna de un guión de cine, chiquilla. Hay que ver lo mal que lo pasó muchas gente durante la guerra civil. Me he acordado de mi abuelo contando sus batallitas, jeje.
    Las papas a las nueve, me las comía yo a las nueve, a las diez y cuando haga falta, que se ven bien ricas. Y las berenjenas los mismito.
    Ah, por cierto, claro que te puedes comer el arroz con alioli alicantino. Yo me lo comí con alioli Canario, jeje.
    Besitos

    ResponderEliminar
  9. Toñi que historia mas bonita la de Carmen y Modesto, eso es lo bueno de los blog que ademas de aprender buenas recetas como estas deliciosas patatas que ya he tomado buena nota de ellas, se conocen historias preciosas como la que nos has contado hoy, gracias por todo querida amiga
    cosicasdulces.blogspot.com

    ResponderEliminar
  10. que historia tan bonita ! no me extraña que le tengas cariño a las patatas a las nueve, parece muy laborioso pero estoy segura de que vale la pena intentarlo ! besitos

    ResponderEliminar
  11. Jo Pica, tremenda historia, duros tiempo verdad??? las patatas y las berenjenas se ven muy ricas.

    ResponderEliminar
  12. jo . las berenjenas las tengo que probar ( la patata no puedo ) , tienen una pinta de escándalo.Un besazo

    ResponderEliminar
  13. Buenísimas Toñi, ayyy que me entra hambre solo de verlas, la verdad es que están superapetecibles.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  14. Me ha encantado la historia de la creadora de estas patatas a las nueve, curioso el nombre por cierto. Desde luego es que nuestros mayores lo pasaron fatal en su época, penurias, hambre, separaciones, madre mía la España de entonces y la España de ahora. Me gusta la receta y la combinación del pescado debe ser genial. Un beso guapa.

    ResponderEliminar
  15. Juraría que había dejado un comentario aquí, ¡qué mal estoy, jejeje!.
    Qué horribles son las guerras, pero las civiles son aún peores...
    Bueno, la receta me ha encantado. No sé por qué se llamarían "a las nueve"... pero yo me las como a las 9, a las 10, y a cualquier hora. Me gustan las dos versiones, aunque en casa, por la diabetes, vendrá mejor la berenjena (preferirían la patata, eso sí, jajaja).
    Un besote, guapa.

    ResponderEliminar
  16. Toñi guapa! Me ha gustado mucho la historia de Carmen y Modesto... me ha hecho gracia que ella sea de Camprodón, pues en ese pueblo fue dónde se conocieron y casaron mis padres. En mi comedor tengo incluso un cuadro del puente de Camprodón!!
    La receta me gusta en sus dos versiones, aunque he de confesar que con la berenjena me llama más la atención!!
    Un besote enorme... ah y nooooooo, que el mediterráneo no se mueve nada, mujer... que tú ves la orilla y es normal que haya más oleaje, pero por en medio del mar, ni te enteras!! Anímate que yo iba con las mismas reservas y vengo encantada!!!

    ResponderEliminar
  17. me ha encantado este plato, pero las l patatas tambien congelan bien?



    ¡¡besos¡¡

    ResponderEliminar
  18. Es una historia muy tierna, cómo debieron de pasarlo y sin embargo salieron adelante.
    Seguro que a Carmen le encantaría tu versión con pescado y berenjenas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  19. Pica vaya historia la de Carmen y Modesto, jolines lo de la carretilla y embarazada llevando a su marido...qué mjer más fuerte.
    Estas recetas son las que no se tienen que perder, me ha encantado

    ResponderEliminar
  20. Hola Toñi vaya plato mas completo, por aqui me quedo.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  21. Felicidades toñi te mando muchos besitos
    un saludo

    ResponderEliminar
  22. Me ha gustado mucho el post y la receta tiene que estar sensacional, me gusta si señora besos

    ResponderEliminar
  23. Toñi, me ha encantado la historia de Carmen y Modesto. Aunque tú la has contado de maravilla, supongo que oirla, siendo niña, de boca de sus protagonistas debió ser maravilloso. Desde luego, parece de novela (vamos, que como se entere Almudena Grandes la hace un libro). Viendo estas patatas no me cabe la menor duda de que en ese mesón debía comerse como en el paraiso. Besicos.
    cosicasdulces.blogspot.com

    ResponderEliminar
  24. Toñi, guapa, creía que ya te había comentado pero veo que no. Mis comentarios no aparecen... Bueno, a ver si con este hay suerte. Besicos.
    cosicasdulces.blogspot.com

    ResponderEliminar
  25. Que historia tan bonita a mi hijo le encanta pasar tiempo con gente que ha vivido una guerra civil seguro que se lo habria pasado bomba con este matrimonio.
    No se con cual de las dos versiones quedarme ambas se ven divinisimaaaas.
    Bicos mil wapisimaaaa.

    ResponderEliminar
  26. Cuantas historias de esos momentos que Dios quiera no se vuelvan a repetir.
    Las patatas son de lo mas originales, me han encantado, me las llevo, besicosssss.sefa

    ResponderEliminar
  27. Que fuerte, estas historias me hacen saltar las lágrimas, me parece tan horrible hacer padecer a las perdonas así.....
    En cuanto a la receta me parece curiosa, nunca lo había visto!
    Me la anoto, tengo que hacerla, la encuentro estupenda.
    Besitos

    ResponderEliminar
  28. Se les ve ricas tanto en patata como con las berenjenas,ademas son originales las dos versiones, me llevo la receta a ver si las preparo.
    Que tengas un buen fin de semana.
    http://xoriguer48-lasrecetasdelabuelo.bl...

    ResponderEliminar
  29. Ay! Toñi, cuanto me han recordado estas patatas a unas que comí en un restaurante de un pueblecito de Gerona. Eran las mejores que probado nunca, y por más que he intentado hacerlas, no consigo que el relleno se le parezca.
    La idea de las berenjenas me ha parecido estupenda, también para tener en cuenta.

    Me encanta saber todo lo que hay detrás de una receta, y esta historia es muy emotiva. Seguro que allá donde estén te lo agradecen.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  30. Madre mia!!!
    Toñi siempre me pones los dientes largo, que cosa mas rica.
    Me encanta!
    Un besazo preciosa mia

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Por falta de tiempo me es muy complicado devolverte la visita a tu blog y a tu comentario, discúlpame por esto.
Si tienes cualquier duda o sugerencia que hacerme, puedes escribirla aquí o enviarme un correo electrónico, estaré encantada de recibirla y de responderte

Entradas populares de este blog

COMO COCER CAÑAILLAS Y OTROS MARISCOS

CODILLO DE CERDO SALMUERIZADO EN CASA Y AL HORNO.

TORTAS DE CALABAZA Y PIÑONES típicas de Callosa del Segura