Sígueme en las redes sociales

TRADUCTOR-Translate

MEJILLONES EN ESCABECHE Y CUAJADA CON MERMELADA DE GRANADA

 Siempre que hay estados carenciales de hierro y anemia, se tiende a pensar que una fuente importante de hierro la podemos obtener de las carnes rojas.

Y nada más lejos de la realidad. 
No tenemos más que acercarnos a estos moluscos tan comunes para encontrar una fuente de hierro que dobla al de las carnes.

El mejillón posee alrededor de 4'5 mg de hierro por cada 100gr, cuando en la mayor parte de carnes y pescados el aporte ronda los 2 mg por 100gr .
Asi que.. ¡a comer mejillones!

Hay varias formas de tomarlos, a mi sólo hervidos ya me gustan, pero en esta ocasión me decidí a probarlos escabechados, pero hechos en casa.

MEJILLONES EN ESCABECHE.

Para prepararlos necesitamos:

- dos kilos de mejillones
- unos dientes de ajo
- unas hojas de laurel
- pimentón dulce
- aceite de oliva
- vinagre de vino blanco

Limpiamos los mejilones y los cocemos al vapor en una cazuela tapada, con un poquito de agua.

Una vez cocidos, los separamos de sus conchas y les quitamos las barbas que puedan quedar.

Cortamos los ajos a lonchitas y los echamos en un poco de aceite de oliva en una sartén .

Cuando los ajos empiecen a coger color, añadimos el vinagre y el laurel, removemos y apartamos del fuego.

Añadimos el pimentón y los mejillones, y les damos una vueltecita, un minuto en la sartén y guardamos.

El escabeche está mejor de un día para otro.


 Y de postre, que mejor que la granada, que está ahora en su mejor momento,  de la forma que se nos ocurra.

Con la granada ocurre otro tanto, es una fruta con un alto contenido en hierro.
De toda la vida he oido a las abuelas decir que comiésemos granada, que era una fruta que "hacía sangre".

Y que cosas... porque no iban desencaminadas.

Para preparar la mermelada de granada necesitamos:

-1 kilo de granadas limpias ya, ( el peso de los granos)
-700gr de azúcar.
- el zumo de un limón.

Ponemos a cocer todo junto y cuando esté a media cocción, pasaremos todo a un colador, donde  iremos machacando todo bien con la mano del mortero de forma que nos quede en el colador, únicamente los granos.

Esto lo dejaremos cocer más tiempo hasta obtener una especie de melaza que será nuestra mermelada.
 

Después sólo tenemos que darle uso como mejor nos parezca.

En mi caso lo hice con una cuajada a la que le puse por encima, en el momento de servir, nuestra mermelada de granada.

La cuajada la preparé tal y como indica el sobre, no tiene más misterio.

La combinación de sabores es una delicia, a pesar de ello no pude resistirme a ponerle sirope de chocolate... humana que es una... jejeje.



Espero que os guste.


Print Friendly and PDF
Volver arriba

Desafío en la Cocina

Desafío en la Cocina
Cada mes una receta nueva, dulce o salada.

Me sufren y padecen

Entradas populares de este blog

COCA BOBA DE CANELA

MONAS DE PASCUA

COMO COCER CAÑAILLAS Y OTROS MARISCOS