Sígueme en las redes sociales

TRADUCTOR-Translate

CREMA DE MARISCO y RODABALLO a la plancha

Soy de la opinión de planificar bien las compras, pedir que nos preparen bien el producto y pensar lo que podemos cocinar con los productos antes de lanzarnos a lo fácil y rápido.

Con esto me remito a la mítica frase  de Julio Cesar ,"Divide y vencerás", aunque mi interpretación de la frase es mucho más pacífica y constructiva que la originaria.

Me explico:
En mi caso, lo más sencillo al comprar un rodaballo y unas gambas para hacer  a la plancha, hubiese sido hacer el rodaballo entero o a rodajas a la plancha o al horno e igualmente hacer con las gambas. Punto y final.

¿Y ya está?

No, no , no, no. Cualquiera que me conozca un poquito sabe que esto no va conmigo y que yo tengo que buscarle los tres pies al gato.
¿Que me complico la vida? Pues probablemente pero la vida está para disfrutarla, ¿no?
Disfrutemos.

Crema de marisco.

Compro un rodaballo y unas gambas para la plancha bastante grandes.

Al elegir el rodaballo y comprobar que era de buen tamaño, le pedí al pescadero que me separase los lomos del pescado y me guardase toda la espina, recortes y cabeza para hacer caldo.

Una vez en casa,  me pongo a darle vueltas a la cabeza y decido aprovechar también las cabezas de las gambas y me pongo al lío para elaborar el menú completo.
Necesitamos:
- un rodaballo (de tamaño grande, como para cuatro). Podemos usar lubina o dorada, pescadilla etc..
- unas gambas, (docena y media)
- un puerro 
- una zanahoria
- dos cucharadas de tomate triturado 
- unos dientes de ajo
- perejil
- una copa de brandy
- aceite y sal
- harina de arroz.
Ponemos a cocer la cabeza, espina y recortes del rodaballo con el puerro y la zanahoria.


Pelamos nuestras gambas y les quitamos las cabezas y reservamos la gamba para hacer unas brochetas.

Rehogamos las cabezas y las pieles con un poquito de aceite.

Machacamos los ajos con sal y el perejil y lo añadimos al rehogado.

Agregamos el tomate triturado, y una vez sofrito, le echamos el brandy para que cueza todo dos minutos.

Esto lo añadimos al caldo o fumet y dejamos cocer.


Con este caldo, una vez colado, rectificando de sal  y añadiendo la harina de arroz , obtenemos una crema deliciosa, que presentaremos con las brochetas de gambas hechas con un poquito de aceite y unos ajos en láminas.


Y ahora si, nuestros lomos de rodaballo los prepararemos sencillamente a la plancha, y acompañados de salsa verde, o con un allioli de perejil, ensalada, o estas tortitas de patata rallada, por ejemplo.


¿Véis como si divides vences?

Espero que os guste.


Print Friendly and PDF
Volver arriba

Desafío en la Cocina

Desafío en la Cocina
Cada mes una receta nueva, dulce o salada.

Me sufren y padecen

Entradas populares de este blog

COCA BOBA DE CANELA

MONAS DE PASCUA

COMO COCER CAÑAILLAS Y OTROS MARISCOS