Sígueme en las redes sociales

TRADUCTOR-Translate

ENSALADA DE ALFICOZ, ROLLITOS DE JAMON DE PAVO Y COPA DE APROVECHAMIENTO. Menú fresquito


 Hoy traigo un menú refrescante y bien ligerito, que viene estupendamente para estos calores que tenemos en Alicante.

¿Conocéis  el alficoz? ¿Lo habéis probado? Es de la familia de los melones, aunque muchos los confundan con los pepinos, nada tienen que ver.

Probablemente muchos de los que no hayan bajado al levante les será desconocida, ya que hasta ahora, y que  yo sepa, su producción era minoritaria, por lo que su precio también es algo elevado.

Hay que recolectarlos tiernos puesto que pasado el tiempo las semillas interiores se vuelven demasiado grandes y la carne demasiado dura.

Yo siempre lo he comido con piel, bien lavado y a penas pasarle la mano para quitarle una microscópica pelusilla que lo recubre, y como decía mi madre "a mos reó" (a bocados) 
Es muy refrescante y su sabor es más suave al pepino y no repite.

Al ser su planta tan parecida al melón, hay que tener mucho cuidado de no plantar juntos melones y  alficoces o las abejas harán de las suyas y mezclarán el producto resultando melones de sabor  "apepinado" 
Los agricultores de Guardamar suelen plantar entre unos y otros plantas de alfalfa, que por lo visto distrae a las abejas.

También es muy curioso su crecimiento, ya que crecen rápidamente. 
Con una buena cantidad de agua a la caida del sol, al día siguiente puedes encontrarte un alficoz listo para comer.
De ahí que sea muy común la expresión alicantina de. "Este niño crece por las noches, como los alficoces"

Su composición por tanto es agua en un porcentaje elevado y por tanto tiene poquísimas calorías, como se suele decir... es de esas cosas que "engañan el hambre"

Si alguna vez lo véis por el mercado, probadlo


Bien pues como entrante preparé esta ensalada con tomates de pera cherry, alficoz y dientes de ajos encurtidos.

Lo aderecé con una salsa de ajo y perejil bien triturada y emulsionada con aceite de oliva.


De segundo plato, ( ya os aviso que váis a pasar más hambre que el perro de un afilador, que se comía las chispas por comer algo caliente), unos rollitos con jamón cocido de pavo, queso y espárrago triguero.

Necesitamos:

- jamón cocido de pavo
- espárragos trigueros tiernos
- queso rallado.

Nada más sencillo que pasar los espárragos por la plancha hasta que estén hechos, estirar el jamón de pavo, poner queso rallado, poner el espárrago y enrollar.


Marcamos los rollitos en una sartén, con un poquito de aceite por los dos lados, hasta que el queso se derrita y servimos

(parecen un par de ojos saltones)

Y faltaba el postre.
¿En que nevera no hay una manzana con un golpecito que todos esquivan?
¿Quién no se ha encontrado con ocho cerezas que no están maduras y son las que también todos han esquivado?

Pues aquí están ellas, tan bien usadas y tan bien colocadas.

Necesitamos:

- un puñado de cerezas
- una manzana
- dos yogures griegos
- una cucharada  de azúcar.

Como normalmente se quedan las cerezas menos maduras, las cortaremos y les quitaremos el huesecito y junto con una cucharada de azúcar, las ponemos a cocer.


Al cazo añadiremos la manzana que nadie quiere, también pelada y troceada.
Dejamos cocer un poco a temperatura suave.
 Sacamos la fruta y entonces reducimos el jugo para que espese un poco.

Lo serviremos, una vez frío en compañía de yogurt, a mi me gusta el griego, por ser más cremoso.


¿Os apuntáis? Espero que os guste.

Print Friendly and PDF
Volver arriba

Desafío en la Cocina

Desafío en la Cocina
Cada mes una receta nueva, dulce o salada.

Me sufren y padecen

Entradas populares de este blog

COCA BOBA DE CANELA

MONAS DE PASCUA

COMO COCER CAÑAILLAS Y OTROS MARISCOS