Sígueme en las redes sociales

TRADUCTOR-Translate

MAGDALENAS DE LECHE CONDENSADA Y PEPITAS DE CHOCOLATE

Estoy en un momento de mi vida que, sinceramente, con lo que llevo vivido, y lo que me queda por vivir en mis carnes morenas, me da igual decir lo que pienso y que alguien se mosquee.

¡Ah, no, espera!, si tarde o temprano termino por decir lo que pienso...
Entonces mejor diré que soy, genio y figura hasta la sepultura. Mejor asi.

Bien, pues esto lo pensé cuando probé la receta de estas magdalenas de leche condensada.

Leí la receta en una web de leche condensada muy famosa y además la he visto en muchos blogs, bien sea en forma de bizcocho o en magdalenas.

Una vez hecha, tengo que decir que me defraudó un poquito y el resultado no fué lo que esperaba, y para no engañar al personal aquí va mi opinión.

Había leido en varios sitios que eran unas magdalenas esponjosas y joeeerrrr, esponjosas, lo que se dice esponjosas no son.
Eso si, de sabor están ricas.

Quizás pensaréis que hice la receta mal o que al ponerle pepitas de chocolate varía la receta y sea la causa.

 Bueno, todo es posible, pero os puedo asegurar que llevo unos cuantos bizcochos, y unas cuantas magdalenas hechas ya y tampoco se me da tan mal y las pepitas no las incorporé a la masa, sino por encima

 Mi recomendación frente a esta receta sería:

*Si te gustan los bizcochos densos, esta ES tu receta.

*Si vas a hacer las magdalenas y sabes que caerán todas  esa misma tarde, esta ES tu receta.
Pero ten en cuenta que, cuando pasa el tiempo, la magdalena se convierte en "Magdalena Crepúsculo", también conocida como  "magdalena vampiro"que cuando la mojas en café con leche se chupa todo el café y tu sangre si pudiese.

*Si tienes un bote de leche condensada y quieres darle uso, esta ES tu receta.

Ahora bien, si tienes problemas respiratorios, esta NO ES tu receta, puesto que si le das un bocao asi sin remojar y sin agua a mano, se te queda ahí como parada entre la curva de bajada al  gaznate, como "ni pa dentro, ni pa fuera" y que cuando puedes tragar, vas notando bajar el pedazo de magdalena  por todo el esófago. Es, como decía mi madre, un poquito "ahogaora"

Si sois pocos en casa, o no coméis mucho dulce, esta NO ES vuestra receta, porque al día siguiente, la cosa empeora  y está aún más apretadita.

Mi consejo:

Para los que nos gustan los bizcochos más esponjosos, es preferible usar otras recetas que lleven leche, o zumo de naranja. Esto último, el zumo, le da una esponjosidad muy apetitosa y un sabor delicioso.

Os pongo algunos ejemplos (pinchad en el nombre):

ó
ó

Claro está que hablo desde mi opinión y experiencia. No se me vaya a enfadar nadie


De todos modos, aquí va la receta

Ingredientes:

- 150gr de harina
- 4 huevos
- 400gr de leche condensada
- 50gr de mantequilla fundida (yo usé aceite)
- un sobre de levadura royal
- unas pepitas de chocolate

Batimos las yemas con la leche condensada el aceite. Bien batido.

Montamos las claras a punto de nieve .

Incorporamos la harina y la levadura a la masa .

Por último incorporamos las claras a punto de nieve con cuidado de que no se bajen mucho.

Rellenamos unas 3/4 partes los moldes de las magdalenas y por encima les ponemos unas cuantas pepitas de chocolate y espolvoreamos con azúcar.

Horneamos a 180º con el horno precalentado, unos 30 minutos.



Aunque haya empezado diciendo que son un poco apretaditas y ahogaoras... ya véis que no hay cuerpo que se resista a comerlas.
¡Ñam, ñam!


 Suerte con las magdalenas de leche condensada. 

Espero que os gusten


Print Friendly and PDF
Volver arriba

Desafío en la Cocina

Desafío en la Cocina
Cada mes una receta nueva, dulce o salada.

Me sufren y padecen

Entradas populares de este blog

COCA BOBA DE CANELA

MONAS DE PASCUA

COMO COCER CAÑAILLAS Y OTROS MARISCOS