Sígueme en las redes sociales

TRADUCTOR-Translate

Para Todos los Santos... POLEÁ (o espoleá)

Este año no me apetece preparar recetas o dulces de Halloween, quizás sea porque en casa ya no tengo niños pequeños, que son los que más disfrutan de estas fiestas.
Este año traigo una receta tradicional que se tomaba, por lo que he leído en varios sitios, por Todos los Santos y por Cuaresma.
Por supuesto también se puede tomar en otros momentos del año y por cualquier motivo.

La poleá, o espoleá, se denomina gaditana, aunque investigando por ahí descubro que se prepara en toda Andalucía, destacando en cada sitio su particular toque.
Este plato viene de los tiempos de hambruna, donde se tenía que calentar el cuerpo y saciar el hambre con pocas viandas. 
Antiguamente se preparaba con agua, harina de trigo, azúcar y anís, pero a medida que la situación económica fue cambiando, se usó leche y se le fueron añadiendo varios ingredientes como la miel, pasas, piñones etc...
Se sirve con picatostes de pan para acompañar.

Poleá gaditana

A mi me trae este postre recuerdos muy especiales. 
Mi madre, sin ser ni gaditana ni andaluza, se preparaba como cena, algunas noches de invierno, un plato de una crema muy parecida a esta. 

Ella usaba harina de maíz, (maicena) y cocía la leche con azúcar, canela y piel de limón. Se preparaba su plato de "papillas" como yo  lo llamaba, y las saboreaba cucharada a cucharada mientras recordaba y me contaba cosas de su niñez.

Pero bueno... vamos a la receta auténtica... 

Para preparar la poleá necesitamos:

- 100gr de harina de trigo
- cuatro cucharadas de aceite de oliva
- una cucharada de anis en grano o matalauva
- dos cucharadas de anís dulce (licor, opcional)
- un pedacito de piel de limón
cuatro cucharadas de azúcar
- 500ml de leche

Calentamos en el cazo el aceite junto con la matalauva y la piel de limón, la tenemos unos minutos sin que llegue a quemarse, dejamos templar y colamos el aceite para usarlo en la crema



Volvemos a colocar el aceite ya colado en el cazo y vertemos la harina, la rehogamos ligeramente y añadimos el azúcar , el licor de anís y la leche y vamos removiendo a fuego muy suave, hasta formar la crema.


Para servirla freiremos unos pedacitos de pan y los colocaremos encima, espolvoreando de canela molida el plato.

Le podemos añadir un hilo de miel, piñones tostados... etc.
Podemos tomarla caliente en los días de frío, o fresquita, como más nos guste.



Esta es mi aportación al día de Todos los Santos de este año.
Espero que os guste

Print Friendly and PDF

Comentarios

  1. En casa gustan mucho, las comemos calentitas y en cualquier momento del año, son deliciosas!! las preparamos igual, yo no l,es pongo licor. Un beso y me han encantado las tuyas

    ResponderEliminar
  2. Un plato muy bueno que no conocía pero que me apetece mucho solo de verlo.Gracias y buenas noches,

    ResponderEliminar
  3. Un plato desconocido para mi y es muy normal, aunque mi abuela me hacía unas papillas que me encantaban y me recuerdo mucho de ellas, ya que me encantaban, como estan que tienen que estar buenisismas, bsss

    ResponderEliminar
  4. Pues no conocía yo este postre, la verdad que tiene que estar rico, me parece fantástico que se pueda tomar tanto calentita como fría, y con piñones o un chorrito de miel como bien dices tiene que estar de vicio,besos

    ResponderEliminar
  5. Que rica se ve! Y como apetece e con este tiempo, seguro que está deliciosa

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Merhabalar, ellerinize sağlık. Çok leziz görünüyor.

    Saygılar.

    ResponderEliminar
  7. Fíjate que esas "papillas" de las que hablas me las tengo zampado a la noche cantidad de veces cuando mis hermanos y yo eramos pequeños. Ainsss que cosa más rica, nosotros las llamabamos "papas de maicena" y nos encantaban. Mi hermano pequeño se las jalaba dentro de un biberón, con eso te lo digo todo jajajajaja. No sé como sabrán estas pero pintan igual que bien e igual de apetecibles, será cuestión de probar porque de tu cocina siempre salen cosinas muyyyyyyyyyyy ricas ;)

    Besinesss

    ResponderEliminar
  8. Tengo tomado estas papillas cantidad de veces pero nunca con anises, y claro con los anises estarán deliciosas y bien ricas, al verlas me han entrado unas ganas tremendas de hacerlas...Bess

    ResponderEliminar
  9. Un siglo y medio sin venir por aqui y San Google en su segundo resultado de busqueda coloca a la Toñi jeje y aqui he venio :) Quiero prepararlas y estaba buscando opciones, estas me han gustao mucho, introduces piel de limón y en otros resultaos no lo he visto, asi que voy apuntando :) Si copio tu receta lo sabrás :) Un beso Toñi

    ResponderEliminar
  10. Hola Toñi, unas papillas similares me acuerdo que se las daban a mi hermano pequeño, nos llevamos 7 años y por eso lo recuero, seguro que me las daban a mi, pero era tan chica que no recuerdo jajajja, pero las de él sí, pues recuerdo que lo del anís me encantaba y deseaba que mi hermano no las comiera para rebañarlas yo. Que recuerdos.... Muchos besos y muchas gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar
  11. No lo conocía! Me encanta, me recuerda mucho a las gachas, comida de hambrunas también...

    ResponderEliminar
  12. Hola Toñi, estas polea te han salido geniales, me has trasportado a mi niñez cuando mi madre me las hacia a mi, me encantaban y a ti te salieron espectaculares ummm, bueno yo me quedo aquí en tu cocina viendo tus maravillas..
    Besos guapa!!!

    ResponderEliminar
  13. Mi madre nos preparaba la papilla, jejeje, yo también la llamaba así y me encantaba, cuando nacieron mis hijos se las preparaba a ellos también, no lo recordaba hasta que te he leído.
    Un besito preciosa, esta ha de estar de cine.

    ResponderEliminar
  14. Que buenas, a mi me han recordado a mi padre, el las llamaba gachas dulces y se las preparaba muchas noches para cenar.
    Un beso

    ResponderEliminar
  15. Una rica receta que proviene de épocas en que no había mucho que comer y un plato de estos llenaba lo suyo, por lo menos se iban a dormir con la barriga contenta. Con su canelita y el sabor del anís han de estar bien sabrosas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  16. Hola Toñi. Lo prometido es deuda jj y aquí me tienes después de haber comentado tu última entrada y tal como lo suponía está de dulce jj.
    Pues yo desde chico me preparaba esto mismo pero con maizena tal como hacía tu madre aunque sin tantas cosas jj ya ves que desde entonces me viene la afición, eso sí seguía las indicaciones de mi madre sin salirme ni una raya.
    Yo no le ponía pan frito, eso lo dejaba para el desayuno jj, me encantaba y ahora todavía en alguna ocasión me lo preparo.
    Pero en lugar de hablar de tu receta te cuento cosas que ni te van ni te vienen y eso es imperdonable. Así que vamos al grano.
    No he probado esta receta tal como la has hecho pero te diré que a no muy tardar caerá porque no me cabe duda de que tiene que estar como para chuparse los dedos. La haré y te contaré pero solo para mí jj. La imagino y la boca se me hace agua porque debe estar exquisita.
    Un beso

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Por falta de tiempo me es muy complicado devolverte la visita a tu blog y a tu comentario, discúlpame por esto.
Si tienes cualquier duda o sugerencia que hacerme, puedes escribirla aquí o enviarme un correo electrónico, estaré encantada de recibirla y de responderte

Entradas populares de este blog

COMO COCER CAÑAILLAS Y OTROS MARISCOS

CODILLO DE CERDO SALMUERIZADO EN CASA Y AL HORNO.

TORTAS DE CALABAZA Y PIÑONES típicas de Callosa del Segura