Sígueme en las redes sociales

TRADUCTOR-Translate

ROSQUILLAS DE MOSCATEL


La cuaresma es época de dulces . Los buñuelos, orejas, frixuelos y rosquillas invaden las pastelerías y hornos.
Tengo que confesar que los dulces fritos no son mi debilidad, y prefiero antes unas rosquillas horneadas a una torrija.
Por eso os traigo hoy estas rosquillas fáciles de hacer y deliciosas, al horno.
Además su sabor es muy valenciano y muy tradicional 

Unas rosquillas de moscatel que con el café están de escándalo.

ROSQUILLAS DE MOSCATEL

El color de estas rosquillas no surge porque estén horneadas de más, se debe al colorcito del vino Moscatel. 
Se hacen en un pis pas, y cuanto más pequeñas las hagáis, más apetitosas serán.

Ingredientes:

- 100gr de azúcar para la masa 
- algo más de azúcar para el rebozado
- 90gr de aceite de oliva suave
- 120gr de moscatel
- un sobre de levadura química
- 350gr de harina 

En un recipiente ponemos la harina , el azúcar y la levadura y mezclamos bien

Hacemos un hueco y vertemos los ingredientes líquidos, el aceite y el moscatel y vamos mezclando hasta integrarlo todo bien y obtener una masa lisa y manejable.

ROSQUILLAS DE MOSCATEL

Con las manos untadas ligeramente de aceite vamos formando un churrillo largo y estrecho, y vamos cortando pedacitos y formando las rosquillas.

Precalentamos el horno a 180º

Horneamos a 180º unos 15 minutos. 

Una vez horneamos, aún calientes, los rebozamos en azúcar y dejamos enfriar sobre una rejilla.

ROSQUILLAS DE MOSCATEL

Sin palabras.

Espero que os gusten.

Print Friendly and PDF

Comentarios

  1. ¡¡Hola Toñi!! Yo tampoco soy de dulces fritos, aunque soy de pocos fritos en general, sólo muy de vez en cuando, hago en casa algo frito, sea dulce o salado. También prefiero el horno, como estas ricas rosquillas tan buenas. Para una pausa a media tarde, son geniales, acompañado de café, infusión o a palo seco, ja, ja, siempre deliciosas. Besitos.

    ResponderEliminar
  2. ¡Jo, que bien te cuidas, chica! Y me gusta lo de que se hagan al horno, que así de lía menos rollo en la cocina.
    Besos.
    Marhya

    ResponderEliminar
  3. Confieso que casi siempre las hago fritas , la costumbre y los recuerdos que me traen pensando en la infancia, pero me parece una idea estupenda la de hornearlas y el toque de moscatel igualmente.
    Me las voy a apuntar con tu permiso que me han encantado.
    Un besín.

    ResponderEliminar
  4. Que sepas que te las acabo de copiar, y es que cuando he leído que eran horneadas ya no he podido resistirme, las fritas me gustan, pero claro son más calorías y una se lo piensa y así ya son menos pecado. Gracias Toñi!!
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Que ricos y encima en el horno , me encanta besitos

    ResponderEliminar
  6. Hola Toñi. Sin palabras me he quedado al ver estas rosquillas. Por lo que he leído prefieres antes un dulce al horno que frito, he de decirte que a mí me gustan de las dos formas pero me pones en un dilema si tengo que elegir unas torrijas o unas rosquillas. Creo que sería un ardua decisión pero te aseguro que en caso de duda me comería las dos, rosquillas y torrijas.
    Estas rosquillas según parece no son difíciles de hacer y estoy seguro de que estarán exquisitas con ese sabor a moscatel, y acompañadas de un café ya hubiera sido el no va más.
    Me he quedado con las ganas de saborearlas. Otra vez será.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Hola Toñi,esas rosquillas me saben ya a S Santa,,,,,,que ricas con el sabor del moscatel¡¡¡¡
    Feliz lunes y me llevo una para la merienda¡¡¡
    Besitos¡¡

    ResponderEliminar
  8. Me encantan este tipo de rosquillas Toñi, te han quedado maravillosas y con ese licor están para comer de dos en dos...Bess

    ResponderEliminar
  9. Me recuerdan un poco a los roscos de vino, que se hacen también con Moscatel. De hecho yo compro el moscatel sólo para cocinar dulces, me chifla el sabor que tiene! Tus rosquillas, de diez.

    ResponderEliminar
  10. Me ha gustado mucho esta receta, a ver si el lunes que viene saco tiempo y la preparo. Un besazo.

    ResponderEliminar
  11. Ole, ole y ole.....riquisimas. Nunca las he hecho al horno, me invitas a ello. Ahhh...y las haré con vino moscatel de Málaga, como no podia ser menos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Toñi a mí la repostería frita me gusta pero me da mucho respeto prepararla. Seguro que has leído alguna de mis recetas de repostería frita y sabrás que mi abuela Magdalena era la reina de la repostería frita así que yo tengo siempre mucho respeto cuando me pongo con una receta que además no me salen como a ella de ninguna de las maneras...

    Prefiero hacer las cosas en el horno, requieren de menos atención y me parecen además más sanas que haciéndolas fritas, pero que no le pongo mala cara a nada ¡conste!

    Estas rosquillas me han encantado ¡tengo que hacerlas! son tan cuquis que se tienen que comer como las pipas

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  13. ¡Hola guapísima! He hecho rosquillas al horno con anís pero no con moscatel, imagino que el sabor será diferente, ya estoy deseando probarlas. Te lo contaré en cuanto las haga. Besitos.

    ResponderEliminar
  14. ¿Que si me gustan?.
    Vamos, no las hago ahora mismo porque me como todas de una sentada, y como sabes no soy precisamente delgada, así que no me conviene, jejeje. Qué cosa más rica, qué peligro tienen.
    Un besote.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Por falta de tiempo me es muy complicado devolverte la visita a tu blog y a tu comentario, discúlpame por esto.
Si tienes cualquier duda o sugerencia que hacerme, puedes escribirla aquí o enviarme un correo electrónico, estaré encantada de recibirla y de responderte

Entradas populares de este blog

COMO COCER CAÑAILLAS Y OTROS MARISCOS

CODILLO DE CERDO SALMUERIZADO EN CASA Y AL HORNO.

TORTAS DE CALABAZA Y PIÑONES típicas de Callosa del Segura