Sígueme en las redes sociales

TRADUCTOR-Translate

PASTEL DE SALMÓN Y AGUACATE. Cosas absurdas que hacemos los humanos.

Cosas absurdas que hacemos y que nos hacen sentir todavía más absurdos:

*Saludar a alguien y darte cuenta de que te has equivocado. Y disimular, disimular como un gilipollas saludando al infinito.

Hay dos formas:
Si sólo levantas la mano , la cosa es más suave, la persona equivocada te mira y tú te haces el despistao y mueves más la manita como saludando al infinito esperando que pase de largo.

Pero si además de saludar con la mano, lo acompañas de un,-"Holaaaaaaaaa", entonces es cuando bordas tu gilipollez porque acompañas el saludito con una sonrisa de oreja a oreja, mirando al fondo y levantando el dedito índice como diciendo, "espérame que voy p'allá"

Y desengáñate, todo el mundo sabe que no hay nadie, que te has equivocado.

*Tropezar y caerte pasados los 40

Ya imaginarte cayendo hacia delante, moviendo los brazos de forma inconexa como buscando algo a lo que cogerte, ya eso, hace que te sientas absurdo.

Pero el género humano no tiene límite y aumenta su absurdez cuando al caer, te levantas de un salto como si fueses spiderman , miras hacia atrás con cara de buscar la trampa que te ha tendido el villano y exclamas:
- No ha sido nada, no ha sido nada!!
- "¿Te has hecho daño?
- "No , no ha sido nada"

Si, no mientas, si ha sido, has caido como un fardo, tienes las rodillas rojas como dos lonchas de chorizo, y dentro de un rato, cuando te enfríes, será peor, mucho peor.

*Cuando te empeñas en cantar en un karaoke el "Eres tú" de Mocedades.

Puede que estés hart@ de cantarla en la ducha y creas que te sale de puta madre, pero, llegado el momentazo del "eeeereees tú , uhhhh uuhhh uhhhhh", no podrás, nadie puede , y te saldrá un grito más parecido al de una gruya que al original, y la gente, todos, pondrán cara como de haber chupao un limón.

No seas insensat@, elige cantar "Juntos", la de toda la vida , que es mucho más facilita, se puede cantar en grupo y no se notan los gallos.

*Intentar tocarte el codo con la lengua cuando alguien te dice que eso es imposible.

Con esto se empieza a ser absurdo a la más tierna edad.
Haz la prueba, dile a un niño que no podrá nunca tocarse el codo con la punta de su lengua, lo tendrás entretenido toda la tarde, lo intentará mil veces y de todas las formas posibles.

Se lamerá el lateral del brazo pero sin llegar al hueso del codo y te dirá que lo ha conseguido, tú le dirás que eso no es el codo y vuelta a empezar, asi hasta el infinito.
Deja de intentarlo ya mismo, ¿no te acabo de decir que es imposible?

*Preguntar cosas absurdas como. ..¿me quieres?

¿Que esperas que conteste? ¿que no?

O... ¿voy guapa?, o ¿cuando puedo pasarme para hablar con el jefe? ,¿cuantos años me echas?; ¿cuando vuelvo a visitarte para ofrecerte este seguro de vida?

O ya como último ejemplo y para no alargar la cosa...¿ me has sido infiel alguna vez?

Por el amor de Dios, ¿ que preguntas son esas? ¿Estamos preparados para recibir una respuesta sincera? Mejor no preguntes...


*Encontrarte a alguien de tu pueblo en un sitio remoto y saludarlo como si fuese un amigo del alma.

No sé si me explico, no me refiero a encontrarte con alguien conocido de tu pueblo o de tu barrio, sino a esa persona que conoces de cruzártela simplemente, que en la vida has cruzado ni un "hola" y que de repente te la encuentras, un suponer, en la Plaza del Obradoiro .
Le pones una sonrisa de oreja a oreja , la saludas efusivamente y le haces la misma alegría que cuando te encuentras en el postigo de tu casa un montón de guías de las páginas amarillas, ¡¡que te las llevarías todas!!.

Soy consciente de que esta cosa extraña sólo la hacemos el 50 por ciento de la población, porque el otro 50 es la gente que, como mi paisano, se queda con cara de poker porque no sabe a que viene tanta emotividad, si hasta ese momento os habíais ignorado.

Y lo mío es muy fuerte, porque he llegado a encontrarme tres familias santapoleras en Port Aventura y gritarles... "¡¡ Santa Polaaaaaaaaaa!!! y coincidir por suerte que estas personas eran como yo porque me gritaron ..¡¡¡Yiiiieeeehhhhhhhhh!!.
Porque imaginaros la cara de idiota que se me hubiese quedado si no dicen ni mu ...
Joer, que hace años me encontré al alcalde de mi pueblo en Andorra y me puse contentísima, como si hubiese visto a Obama y ni siquiera fui votante de su partido!!
:::::::::::::::::::
Y referente a la cocina, que es lo que nos importa, hice una cosa absurda:
Intentar mejorar una cosa que ya era inmejorable, y cuando digo inmejorable, no es en el buen sentido, sino todo lo contrario, que aquello ya no tenía remedio y era mejor abandonar en proyecto, pero yo.. erre que erre.


Se trata de un pastel de queso y salmón cuya receta me dió una amiga.

Yo el aspecto se lo vi rico y pensé que algún día lo tenía que probar en casa.


Los ingredientes originales de la receta eran los siguientes:

- 50gr de aceitunas negras sin hueso,(ahorrémonos ese trabajo)
- 200gr de Jamón York
- 200gr de salmón ahumado
- 250 ml de leche, mejor entera.
- una cucharada de mantequilla
- unas pizcas de pimienta y nuez moscada
- un sobre de gelatina neutra

La sal no es necesaria porque el salmón y la aceituna le darán bastante sal.

Para prepararlo tenemos que picar juntos las aceitunas, el jamón York y el salmón. Añadimos además las pizcas de pimienta y nuez moscada y la mantequilla.

La leche la usaremos para diluir la gelatina tal y como nos indica el paquete y agregarla a la pasta anterior.

Llegados al punto este, probé la mezcla y... no me convenció, no me gustó el sabor resultante, y presa de ese ardor guerrero que a veces me invade... me creí Arzak y me lancé a añadirle el toque personal que iba a revolucionar la receta hasta límites insospechados...

El aguacate.

Trituré además un aguacate junto con lo anterior, rectificando,ahora si, y añadiendo una pizquita de sal.

Terminé de mezclar todo y dejé cuajar en un tupper de plástico untado ligeramente de aceite para poder desmoldar con facilidad.

Cuajó estupendamente, desmoldó mucho mejor pero....

El sabor no me convenció ni por esas, no sé explicar porqué.

Mas que el sabor quizás sea esa textura que le da la gelatina. No soy muy fan de las gelatinas saladas y los aspics.

La receta estaba bien elaborada pero... ¿como uso yo eso?
Untado no vale, en tostadas tampoco..¿ como lo uso?

Sólo se me ocurrió cortarlo en taquitos y añadirlo a una ensalada, acompañado de una salsa de yogurt

Mi neurona no dió para más.

Yo aqui lo dejo... si véis el fallo o el porqué no me convenció, o alguna mejor manera para comerlo... estoy aqui dispuesta a leerlo todo con mucha atención.



Print Friendly and PDF
Volver arriba

Desafío en la Cocina

Desafío en la Cocina
Cada mes una receta nueva, dulce o salada.

Recetario Mañoso

Recetario Mañoso
hasta el 10 de Junio

Me sufren y padecen

Entradas populares de este blog

COCA BOBA DE CANELA

MONAS DE PASCUA

COMO COCER CAÑAILLAS Y OTROS MARISCOS