Sígueme en las redes sociales

TRADUCTOR-Translate

HIGOS RELLENOS DE QUESO CON SABOR A FRESA.

A finales de verano es cuando podemos disfrutar de este fruto tan especial, el higo.
¿Sabíais que el fruto de la higuera, el higo, no es un sólo fruto sino que son múltiples?

Supongo que si, porque vosotros sois más listos que los ratones coloraos.
 
Es una floración bastante compleja, porque las flores están ocultas en el interior del receptáculo en forma de pera que es el higo y que tiene una pequeña apertura, el ostíolo.

Esas flores, gracias a la polinización de una pequeña avispa cuyo único fin es este, originarán unos pequeños aquenios o vulgarmente llamadas pepitas, siendo este el verdadero fruto.
El conjunto constituye el higo que es un "falso fruto"

 

El higo es una importante fuente de calcio, siendo la fruta con mayor contenido de este mineral. Para ayudar a una absorción más eficaz de este importante mineral lo combinamos con nata o yogur.
Esta fruta  también contiene potasio que junto con el calcio constituyen dos iones muy importantes en la actividad muscular, los cuales ayudan a mantener bajo control la presión arterial.

Resulta ser muy digestivo ya que contiene cradina, un fermento digestivo con un alto contenido en fibra, por lo que está considerado como un buen laxante natural
Es importante su efecto saciante, que junto con el laxante hacen de los higos buenos compañeros en las comidas de aquellas personas que quieren perder peso. A pesar de su sabor dulce, un higo de tamaño medio tiene 20-30 kcal.

Esto siempre y cuando no sea higo seco. El higo seco tiene respecto al higo fresco mucho más calcio e hidratos de carbono y por lo tanto más calorías y mucha menos agua.

Bien, pues yo, haciendo caso de las indicaciones de combinar higos con lácteos para mejor absorción del calcio y dada la cosecha obtenida de higos de la variedad "verdal" que tengo, preparé este postre. 

Higos rellenos de queso con sabor a fresa.


Sencillos de preparar y un bocado resultante que te engancha.
Necesitamos:

- un petit suisse de fresa,
- tres cucharadas de queso de untar
- una cucharada de azúcar ( de las de postre)
- unos higos.

Pelamos los higos y les hacemos dos cortecitos en forma de cruz para abrirlos y rellenarlos.
Batimos el petit suisse con el queso y el azúcar y rellenamos los higos.
 Espolvoreamos de canela en polvo y añadimos un hilo de caramelo  para decorar.

Ponemos los higos rellenos unos 15 minutos en la nevera en la nevera para que el queso vuelva a coger cuerpo y servimos


Más sencillo imposible, y rico está... riquísimo.

Espero que os gusten.


Print Friendly and PDF
Volver arriba

Desafío en la Cocina

Desafío en la Cocina
Cada mes una receta nueva, dulce o salada.

Me sufren y padecen

Entradas populares de este blog

COCA BOBA DE CANELA

MONAS DE PASCUA

COMO COCER CAÑAILLAS Y OTROS MARISCOS