Sígueme en las redes sociales

TRADUCTOR-Translate

ENSAIMADAS, ¡¡ENSAIMADAS!! Si yo puedo... tú también.

Las ensaimadas es una cosa que me gusta mucho, pero no sé porqué creí siempre que hacerlas debía ser la cosa más complicada del mundo,hasta que llegó la panificadora a mi cocina.

Está claro que a mano se puede amasar, pero hay que tener constancia y fuerza, cosa que la maquinita te facilita un montón  

Hace un tiempo vi en el blog de Rosendo, Cocinaros, la receta de unas ensaimadas, que ya por el aspecto se veian deliciosas.

Guardé la recetita y el viernes por la noche me dispuse a probar a ver que tal me salían.

Y el resultado fué...¡¡Espectacular!!


Son sencillas, y quedan... quedan que se deshacen en la boca y un saborcito delicioso.
Empecemos por el proceso que buenamente he ido fotografíando.


Lo primero que tenemos que hacer es tomar nota de los ingredientes.

Necesitaremos:

- dos huevos
- 100ml de agua tibia
- 25gr de levadura fresca
- 50gr de aceite
- 150gr de azúcar
- 500gr de harina de fuerza
- 50gr de manteca 
-azúcar glass para decorar

Ponemos en la amasadora o en mi caso la panificadora, los líquidos:

Los huevos, el aceite , la levadura diluida en el agua tibia...

Añadimos el azúcar, y la harina de fuerza.

Aunque él no lo indica, yo puse una pizca de sal, porque ya es costumbre en todas las masas, aunque sean dulces.

La manteca la usaremos para untar.

 Una vez acabado el proceso de amasado y primer levado, haremos porciones con la masa, para conseguir ensaimadas pequeñas, o si queremos una o dos grandes, dividiremos la masa en dos o no.

La masa la estiramos con el rodillo enharinado y formamos una especie de rectángulo.

Untamos de manteca .


Enrollamos sobre si mismo como si de un brazo de gitano se tratase.

 Entonces con las manos seguimos girando (como hacíamos con la plastilina) hasta formar un "churro" más fino


Y a su vez, enrollamos girando y formando la caracola.


Las ponemos a levar. Dependiendo de la temperatura de la cocina levarán antes o no.
Podemos acelerarlo metiéndolas en el horno previamente templado  a 40-50º


Yo, como las hice viernes a las tantas, no tenía prisa, y pensé que dentro del horno levarían toda la noche y a la mañana las hornearía.

Por eso casi, casi me paso con el tiempo de levado, aunque quedaron super esponjosas.

 
Horneamos a 190º hasta que se doren, sin olvidar meter dentro del horno un recipiente con agua para darle  humedad a la masa.

Espolvoreamos con azúcar glass


De este modo, el Sábado por la mañana pudimos desayunar ensaimadas recién horneadas que estaban... uhmmmmm!!!



Con las cantidades de los ingredientes vienen a salir unas 10 ensaimadas del tamaño "normal echando p'arriba"

Yo congelé las otras, para tomarlas en otro momento.

Se descongelan en un pis pas y quedan estupendas.

Se pueden rellenar, pero así , tal cual, están deliciosas.



 Me vine arriba y exigí a mis chicos que me hiciesen la ola. Una cosa espontánea, sin forzarlos.. ( "me cagoentoloquesemenea, no me digáis que no me merezco una ola, desagradecidos!!!" )


Quisiera con esta foto que se viese la textura, que era como comer algodón de azúcar, y un saborcito...


Quiero darle las gracias a Rosendo por su receta, porque es estupenda.

Espero que os guste y os animéis a probarlas


Print Friendly and PDF
Volver arriba

Desafío en la Cocina

Desafío en la Cocina
Cada mes una receta nueva, dulce o salada.

Me sufren y padecen

Entradas populares de este blog

COCA BOBA DE CANELA

MONAS DE PASCUA

COMO COCER CAÑAILLAS Y OTROS MARISCOS