Sígueme en las redes sociales

TRADUCTOR-Translate

PASTA FRESCA CASERA DE TOMATE Y ALBAHACA



Hacía mucho que no usaba la maquinita para hacer pasta fresca y me apetecia un montón.

Además es sencilla de preparar y lo más dificil, que es estirarla y hacerla fina, te lo facilita la máquina por completo.

Asi que la otra mañana, me lié y preparé unos tallarines y una especie de raviolis con pasta fresca de tomate y albahaca.

Para preparar la masa de la pasta necesitaremos:

- tres huevos 
- 400gr de harina 
- dos cucharadas de tomate frito
- una cucharada de albahaca 

Normalmente la proporción para la pasta es de 100gr de harina por cada huevo, pero cuando le añadimos algo más de líquido, como es el caso del tomate frito, hay que añadirle algo más de harina.

Además, necesitaremos harina para embadurnar la máquina y la zona de trabajo

Podemos amasar a mano los ingredientes pero yo usé la panificadora, que tiene un programa para pasta y en diez minutos te deja la masa hecha.

Una vez tuve la masa lista la dividí en dos partes y la empecé a estirar con la máquina. También podríamos estirarla con el rodillo pero esto es bastante más costoso.

Hay que empezar poco a poco a estirar, primero estiramos dejándola más gruesa.

(siempre que vienes a casaaaaa... me pillas en la cocinaaaaa, embadurnada de harinaaaaaaaaa...)

 La máquina tiene en el lateral una rueda para abrir y cerrar la abertura por donde pasa, a más número, más fina queda.
Vamos pasando la pasta y reduciendo el grosor hasta dejarla lo fina que queramos, cuanto más mejor, porque cocerá antes y quedará más rica.

 Si la pasásemos por el número más alto sin el proceso, se nos quedaría como desgarrada y poco uniforme.


Una parte de la masa la pasé por el accesorio que tiene para cortar la pasta en forma de espaguetis o tallarines y con la otra probé hacer una especie de raviolis.

Una vez cortada la pasta, hay que extenderla y dejarla secar. En mi casa con una media hora es suficiente.



Con un cortapastas redondo y pequeño, ( aprox unos 3cm) , fui cortando círculos para después rellenarlos.
Todos los recortes se pueden pasar de nuevo por la máquina y estirar, de modo que lo aprovechamos absolutamente todo.

 

El relleno fue de:

- queso ricotta 
- queso azúl

 Mezclamos los quesos y vamos poniendo porciones pequeñas  y tapándolas con otro círculo

Con la ayuda de un tenedor pequeño, fui sellando cada uno y los dejé secar sobre papel de cocina

Los serví unicamente hervidos y con una salsa de tomate casera, ya que el relleno de queso le daban bastante buen sabor





Los tallarines los cocí sin cortar,  y los serví con un acompañamiento bastante vegetariano:

- unos guisantes
- unas espinacas frescas
- alcachofa
- pimiento

Cortamos el pimiento , las espinacas y la alcachofa a pedacitos.

Rehogamos toda la verdura hasta que la tengamos hecha y servimos por encima de la pasta.




Espero que os animéis a preparar pasta en casa y que os guste.


Print Friendly and PDF
Volver arriba

Desafío en la Cocina

Desafío en la Cocina
Cada mes una receta nueva, dulce o salada.

Me sufren y padecen

Entradas populares de este blog

COCA BOBA DE CANELA

MONAS DE PASCUA

COMO COCER CAÑAILLAS Y OTROS MARISCOS