Sígueme en las redes sociales

TRADUCTOR-Translate

TARTA BLACK VELVET y mis problemas con la manga pastelera.

Creo que los que me conocen un poco saben mis problemas y mi fobia a la manga pastelera.
Siempre lo digo, mi pulso es sólo válido para ponerle azúcar a los churros, y el día en que Dios repartió las destrezas creo que llegué tarde.
A pesar de todo sigo intentando aprender, y a esto me ayudaron mis compañeras y desafiadoras del Desafío en la Cocina, ( y sobre todo Carolina, que está empecinada en que aprenda , jejeje) cuando por navidades y en el amigo invisible, me regalaron unas boquillas y una manga pastelera de una marca muy conocida y que son chulisimas.
Con semejante regalo no puedo más que intentar una y otra vez hacerlo lo mejor posible. 
Pero no os creáis que me resulta fácil pues son muchos los requisitos necesarios para conseguir el éxito... 
Por el Día del Padre intenté practicar decorando una tarta que yo he denominado "Black Velvet" pues su interior es casi negro y la cobertura es una crema de nata y queso.
El bizcocho que usé es el bizcocho o pastel de chocolate y berenjena, que fué un exitazo y en casa ha gustado mucho

Tarta Black Velvet
 Haremos dos bizcochos y a su vez, cada uno, lo partiremos por la mitad para obtener cuatro capas

Necesitamos:
Para hacer dos bizcochos o pasteles de berenjena
  • dos berenjenas de aproxim. 220gr cada una
  • cuatro huevos
  • 260gr de chocolate negro de cobertura
  • 20 gr de miel
  • dos cucharadas de Cointreau
  • dos cucharaditas de levadura
  • 60gr de almendra molida
  • 50gr de cacao en polvo.
Las cantidades son para dos bizcochos, y tendremos que usar dos moldes. Yo usé dos moldes redondos de aluminio, de los de usar y tirar y cuyo diámetro es pequeño, aproximadamente como el interior de un plato plano.
Para la crema de queso:
  • 200ml de nata para montar
  • 250gr. de queso en crema 
  • cuatro cucharadas de azúcar.
  • un sobre de estabilizante para nata( o dos hojas de gelatina hidratadas y disueltas en dos cucharadas de leche.)
 

En el momento de la decoración acudo rauda a leer las instrucciones que vienen junto a las boquillas y la manga pastelera para ver si me ayuda un poco y consigo hacer algo decente con ella.
Me decido por algo facilito, las estrellas, al menos con la nata de spray las estrellas me salen más o menos bien..., los laterales con un zig-zag y una roseta en la parte superior... ahí, coronando...

" Use la nº 16 o la 32 . Sujete la manga en un ángulo de 90 º  con la boquilla entre 3 y 6 mm. por encima de la superficie. Oprima de forma constante y mueva la mano con movimiento cerrado de arriba  a abajo"
"Para hacer zig-zag el ángulo debe ser de 45º... Para las rosetas ... deje salir el glaseado para formar una estrella, sin disminuir la presió, mueva la boquilla en el lugar hacia la derecha en un momvimiento circular corto, deteniendo la presión justo antes de llegar al punto de inicio original..." 

¿Pero esto que es? Angulos de 90, de 45, presiones sostenidas, giros a derecha e izquierda... ¡¡Pero si parece que esté desactivando una bomba !!

Con tanto giro y tanto movimiento de muñeca, yo estoy sudando ya como un churrero, y claro... la mano que aprieta la manga va calentando la crema, que en un principio estaba consistente, y la está convirtiendo en una papilla que ni estrellas, ni rosetas, ni ná de ná!!
Eso no lo advierte el papelito de las instrucciones, para los novatos como yo, tened en cuenta que la crema tiene que estar muy fria para decorar, y si la tenéis tiempo fuera de la nevera, puesta en la manga, y dándole vuestro calor con las manitas... la crema perderá consistencia.
Yo quise acabar con la decoración de un tirón y claro...

Mira!! que me rindo por hoy!! que ahí queda eso, lo siento!!


Vosotros no miréis mi arte con la manga pastelera y centrad la vista en la receta y los ingredientes.

Para preparar los dos bizcochos no tenéis más que clicar aquí y hacer dos bizcochos iguales.
Una vez fríos los partí en dos para obtener cuatro capas.

Mientras tanto hacemos nuestra crema de queso y nata:

*Batimos el queso con la mitad del azúcar y reservamos.
*Montamos la nata bien fría e incorporamos el queso y el sobre estabilizante, (o la gelatina)

 

Vamos montando nuestro pastel untando entre capa y capa la crema de queso y al final decoraremos por encima ( seguro que lo haréis mejor que yo)
Le espolvoreé un poco de cacao en polvo... como para disimular el estropicio...


Aunque la tarta tiene un tamaño pequeño ( está servida en un plato del tamaño de uno plano) , yo me quedé corta con la crema, asi que si os gusta que entre capa y capa, haya más crema, incrementáis las cantidades de nata, queso y azúcar.

Y ya véis que corte más apetitoso.



Este bizcocho de berenjena y chocolate es bastante jugoso, y no necesita que mojemos el bizcocho .
Espero que os guste tanto como a nosotros.


Print Friendly and PDF
Volver arriba

Desafío en la Cocina

Desafío en la Cocina
Cada mes una receta nueva, dulce o salada.

Me sufren y padecen

Entradas populares de este blog

COCA BOBA DE CANELA

MONAS DE PASCUA

COMO COCER CAÑAILLAS Y OTROS MARISCOS