Sígueme en las redes sociales

TRADUCTOR-Translate

TURRÓN DE FLOR DE HIBISCUS, PISTACHOS Y DULCE DE GUAYABA.

Ya estamos en vísperas del día de Reyes, estamos a punto de que se finalice una Navidad más.
Volveremos a guardar adornos, belenes y árboles hasta las navidades siguientes.
Estamos en vísperas de finalizar restos de dulces  de los armarios  y platos navideños del congelador, y de ir aprovisionándose de verdurita y fruta para eliminar los excesos

De todas las fiestas navideñas el día de Reyes es el más especial para mi, el que más recuerdos me trae. 
Cuando yo era pequeña, las fechas navideñas las aprovechaban mis padres para coger vacaciones en el restaurante que teníamos y solíamos ir de viaje, así que el día de Reyes era cuando ya estábamos de vuelta y preparándonos para el regreso a la rutina.

No se si os pasa a vosotros pero, de todos los juguetes que recibí  en la infancia, hay alguno que se te queda más marcado por el motivo que sea, y que eclipsa a los demás.
Yo fuí hija única, así que tuve bastantes juguetes, aunque como eran otros tiempos, mis padres tampoco me llenaban con numerosos regalos, me tocaba uno y punto, pero gracias a Dios nunca me faltó
Pues el que tengo más grabado en mi memoria es el año en que los Reyes Magos me trajeron unos patines.
Madre mía... que ilusión. Eran de hierro puro, dos vigas, dos raíles de tren por Dios..., ni bota ni leches. Dos vigas que te atabas a los pies con 3 metros de correa que yo aseguraba a mis pies con doscientos nudos 
Esa misma noche me los coloqué y corrí pasillo arriba, pasillo abajo.  Al día siguiente tuvimos la visita de la vecina de abajo, como es normal...

¿Me queréis ver de pequeña? Dicen que tengo la misma cara, pero lo que creo es que sigo teniendo la misma esencia, con lo bueno y lo malo.



Recuerdo también algunas noches de reyes de mis hijos:
Me acuerdo una noche en que a mi hijo mayor le trajeron los reyes varios Power Ranger. 
Nos contaba como al despertar esa mañana "iban apareciendo regalitos a cada paso que iba dando "
Su padre y yo,cómplices y con cara de sorprendidos, asistíamos al relato...

Y recuerdo aquel año en que a Javi, mi hijo menor, los reyes le trajeron una moto eléctrica tan grande que no cabía por la puerta de la habitación, y Javi se preguntaba cómo habían podido dejar la caja dentro de su habitación si a penas podía salir por la puerta.

Es un día maravilloso, y por eso merece que lo reciba con una receta especial.
Lo normal es que publique mi roscón, pero ya hay varias recetas en el blog , con masa madre, sin masa madre, con varios rellenos , o en forma de porciones
Pero este año os traigo un turrón que preparé estas navidades, un turrón hecho con chocolate blanco, dulce de guayaba, pistachos, y lo más curioso, flor de hibiscus confitada.


No se si conocéis la flor de hibiscus confitada, es muy especial, tiene un sabor afrutado y muy aromático.
La primera vez que la compré la probamos dentro de una copa de cava. La flor se hidrata ligeramente por lo que da la sensación que se abre, además colorea y aromatiza el cava dándole un toque muy rico y a la vez el aspecto es muy sofisticado
En esta ocasión la usé tal cual, confitada y a pedacitos
La receta hace tiempo que la tengo guardada para probarla, la vi en este blog.
Yo la preparé con sólo una variación en los ingredientes, sustituí arándanos por dulce de guayaba que mi amiga M Luz me envió hace mucho y yo guardaba en la nevera.

Ingredientes:
- 300gr de chocolate blanco de cobertura
- 100gr de manteca de cerdo
- dulce de guayaba a pedacitos ( o membrillo o arándanos secos, fruta confitada etc)
- pistachos 
- cuatro o cinco flores de hibiscus confitadas
- dos cucharadas de vodka caramelo. (o cualquier licor que os guste)

Deshacemos en el microondas a potencia mínima el chocolate colocándolo en un recipiente con las dos cucharadas de licor
Tenemos cuidado y lo hacemos poco a poco para que no se nos queme el chocolate blanco.



*Picamos las flores de hibiscus y el dulce de guayaba en pedacitos pequeños.
Pelamos los pistachos y los dejamos enteros.

*Mezclamos la manteca con el chocolate deshecho y caliente. Integramos bien todo.
*Añadimos la fruta, la flor y los pistachos, mezclamos bien.

Untamos un tupper rectangular con un poco de aceite de girasol para poder desmoldar bien el turrón , y vertemos la mezcla alisando la superficie. 



Dejamos enfriar e introducimos un rato en el frigo para que endurezca del todo. 
Después podremos desmoldar con facilidad y ya puede quedarse fuera del frigo que estará perfecto.

¿Os apetece? Os aseguro que está delicioso. Espero que os guste.

Deseo que los Reyes Magos sean muy generosos con todos vosotros. 

Con esta receta navideña doy por finalizado el desenfreno navideño y vuelvo al redil y a la moderación. 




Print Friendly and PDF
Volver arriba

Desafío en la Cocina

Desafío en la Cocina
Cada mes una receta nueva, dulce o salada.

Me sufren y padecen

Entradas populares de este blog

COCA BOBA DE CANELA

MONAS DE PASCUA

COMO COCER CAÑAILLAS Y OTROS MARISCOS