POLLO AL LIMÓN CON PATATAS ASADAS AL "PUÑETAZO"

 Hoy os traigo una receta que ya subí hace bastante a mi Instagram. 
Por ahora, las recetas que podré publicar, son sencillas y ya las he publicado alli, pero intentaré no dejar de publicar por tanto espacio de tiempo y tener el blog actualizado.
 
Desde aquella primera vez que las probamos, las he repetido, a petición popular en casa, muchísimas veces.

La receta más sencilla no puede ser, pero no por eso deja de ser rica y merece su sitio en el blog.
Lo de las patatas "al puñetazo" suena un poco violento, pero nada  de eso.
 
Esta forma de prepararlas es un vicio, podéis aderezar las patatas como más os guste, pero os aseguro que se convertirá en una receta fija en vuestras recetas de "cabecera" , esas que sabéis que son éxito seguro.

Las podéis servir solas, con alguna salsa aparte, o como guarnición, como hice yo, de un pollo al limón.


 
 
 
Vamos con los ingredientes y elaboración:
 
Ingredientes para las patatas:
- un buen puñado de patatas de tamaño pequeño
- tomillo seco
- pimentón dulce
- sal y aceite de oliva
- pimenta 
Ingredientes para el pollo:
 
- muslos y contramuslos de pollo (los míos sin piel) 
- un vaso de vino blanco
- dos limones 
- tomillo seco
- sal y aceite de oliva
 
Elaboración de las patatas "al puñetazo"
 
*Lavamos las patatas y las ponemos a cocer con piel y todo en agua y sal, hasta que las tengamos medianamente cocidas, sin pasarnos de blandas.
 
*Las sacamos del agua y sobre papel de horno, las vamos aplastando 
Ahora es cuando viene el momento "puñetazo" , pero yo lo he sustituido por la ayuda de un vaso, con el que aplastaremos un poco las patatas, sin llegar a abrirlas en exceso.
 Si a vosotros os relaja más darles un puñetazo... adelante jajajaja.


Una vez aplastadas sobre el papel de horno, las salamos, aderezamos con tomillo, pimienta y pimentón y las introducimos al horno a 180º


Les damos unos diez minutos de horno y las dejamos doraditas y crujientes.

A la vez podemos ir cocinando el pollo.
*Sazonamos el pollo, lo aderezamos con el tomillo, un chorreón de aceite de oliva, el limón cortado en rodajas, y el vino blanco.
 
Tapamos todo con un papel de horno bien mojado y escurrido y horneamos a 170º hasta que se cocine y se dore.

Ya tenemos nuestro plato completo. Sólo queda sentarnos a la mesa a degustarlo.

Pon un rico all i oli para esas patatas... y verás que éxito.

Espero que os guste



Print Friendly and PDF

Comentarios

  1. ¡¡Hola Toñi!! Pues nunca había oído lo de patatas asadas al puñetazo, y mira qué ricas están y qué fáciles de hacer. Me encantan las patatas asadas con tomillo y de esta manera, tienen que coger mucho más el sabor. El pollo no se queda tampoco atrás, con el sabor del limón. Una receta bien rica y saludable. Besitos.

    ResponderEliminar
  2. Hola toñi tienes razón, es una receta sencilla y bien rica 😋estas patatas serán mi desahogo alguna que otra vez🤭besinos wapa

    ResponderEliminar
  3. Quedan riquísimas, mi cuñada las hace igual y las he probado en su casa, ya mismo las hago!!!
    Besitos fuertes

    ResponderEliminar
  4. Hola Toñi, ese pollo es un escándalo de rico, y que decir de las patatas jajaja, empezando por el nombre que me ha hecho muchas gracia, y siguiendo por lo buenísimas que tienen que estar con esos ingredientes, casi te diría que es una de esas veces en las que la guarnición casi supera al plato principal, pero vamos que todo junto es una delicia.
    Besos A vueltas con los pucheros

    ResponderEliminar
  5. qué rico Toñi, el pollo asado así me encanta, pero las patatas al puñetazo aún no las he hecho nunca

    ResponderEliminar
  6. Vaya, Toñi, qué casualidad, hoy las he hecho en casa de manera parecida, no sé cuándo las compartiré en el blog. Lo que no sabía que se llamaban "al puñetazo" jajaja el nombre es muy apropiado.

    Las encuentro ideales para acompañar este pollo tan rico

    Me alegra que saques tiempo para compartir con nosotros tus recetas

    Abrazos y buen fin de semana!

    ResponderEliminar
  7. Anda¡¡¡ que bien que le va lo de "al puñetazo", je,je. Sin bromas, creo que son unas patatas excelentes, en las que has utilizado dos sistemas de cocción diferentes y que casan perfectamente. El aderezo es muy adecuado y le debe dar muchisimo sabor. Como ves para mí han sido la estrella de tu plato. El pollo muy rico también pero las patatas me han enamorado. besos

    ResponderEliminar
  8. Hola Toñi. Un plato como siempre de los que haces como para no dejar ni rastro.
    A más de uno le vendría bien lo del puñetazo.
    Me la guardo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Pues no conocía yo lo de las patatas "al puñetazo", pero me lo apunto ya mismo, me parecen riquísimas.
    El pollo, buenísimo también, pero las patatas dan mucho juego.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Me la apunto para el domingo!! Qué bueno todo y lo del papel mojado no lo había oído nunca, lo probaré- Bss preciosa!

    ResponderEliminar
  11. El pollo se ve buenisimo y las papas me han encantado en esta variante, al igual que los demas me apunto, que ricas!
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Una preparación sencilla y que le gusta, seguramente, a toda la familia. Por aquí a ese modo de prparar las papas, la llamamos "papas aplastadas".
    Besos Toñy

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Por falta de tiempo me es muy complicado devolverte la visita a tu blog y a tu comentario, discúlpame por esto.
Si tienes cualquier duda o sugerencia que hacerme, puedes escribirla aquí o enviarme un correo electrónico, estaré encantada de recibirla y de responderte