Sígueme en las redes sociales

TRADUCTOR-Translate

CEBOLLETA EN VINAGRE

Hacer encurtidos es muy sencillo, de hecho alguna vez he preparado aceitunas , pero las cebolletas en vinagre,que me chiflan, no las he preparado nunca por una razón... el color.
Fíjate que tontería, pero verlas blancas, tal cual resultan de estar en vinagre y sal no me atrae igual. Me gusta su colorcito rosado y me gustan pequeñas.
El otro día en el super tenían de oferta las cebolletas pequeñas para guarnición y pensé... Mari Toñi que buenas cebollitas para preparar en vinagre.
Como podéis suponer fueron al carro.

Me las llevé a casa y buscando recetas de como prepararlas, vi que les ponían colorante y aconsejaban que buscásemos algún colorante natural.
Se me encendió la lucecita y pensé... ¿colorante natural? ¿ qué cosa hay que coloree con ese rosa fuerte todo lo que toca?...
¡¡La remolacha!!

Compré remolacha cocida y me puse al lío de inmediato.

CEBOLLETA EN VINAGRE

Necesitamos:

- cebolletas pequeñas de guarnición
- una remolacha cocida
- tres cucharadas(de las de postre) de sal 
- vinagre de vino blanco
- agua
*Las cantidades que usaremos serán en esta proporción: una de vinagre por cuatro de agua. Pero podemos variarlas si las queremos más agrias.

Pelamos y lavamos las cebolletas que como veis son casi de bocado, os he puesto un tapón para que veáis el tamaño 


Ponemos en una olla agua con una cucharadita de sal a hervir, y cuando rompa a hervir, echamos las cebollas y las cocemos 4 minutos, no más, para que no se ablanden.
Las sacamos y las colocamos sobre papel de cocina.

CEBOLLETA EN VINAGRE

Yo usé este bote que véis para dejarlas macerar .
Coloqué todas las cebollas dentro, y la remolacha cocida partida en dos.
Echamos las cucharaditas de sal, y como dos dedos de la base de vinagre. El resto del bote lo llenamos de agua.
Tapamos y movemos bien . 

CEBOLLETA EN VINAGRE

A los 4 días las tenemos listas para comer.

Mirad que colorcito 


CEBOLLETA EN VINAGRE

Para nuestro gusto acerté en el punto de sal y de acidez, exactas a las que compramos.
¿Y a vosotros? ¿Os gustan las cebolletas en vinagre?

Acompañando un buen plato de lentejas calentitas están de vicio.

CEBOLLETA EN VINAGRE

Espero que os gusten.

Print Friendly and PDF

Comentarios

  1. Me encantan las cebollas en vinagre, y cuando vaya a Alicante buscare las cebollas pequeñas, aquí es imposible encontrarlas, así que date por copiada.
    Un beso compi

    ResponderEliminar
  2. Las tengo que hacer si ó si, con lo que me gustán las cebolletas en vinagre. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Yo no soy mucho de cebolla en vinagre pero mi marido las debora,,,,,tomo nota para sorprenderlo
    Besitos¡¡

    ResponderEliminar
  4. me encantannnn, nunca las he hecho, pero puede ser que mi madre las haga y no las hierva nada?, tienen un colorcito perfecto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues igual si. Pero no estan cocidas, es un escaldado muy breve.
      Si tu madre no las cuece igual las tendrá mas tiempo en la salmuera antes de comerlas.
      Estas me han salido de textura perfecta! Como compradas, y ya ves hasta el color!

      Eliminar
  5. Que maravillla de cebollas has preparado,te han quedado realmente preciosas en cuanto al color, que buenas y mismo para un aperitivo que para un acompañamiento imagino que serán un vicio....Bess

    ResponderEliminar
  6. Mira que me gustan las cebollitas encurtidas y vas y me pones la forma de hacerlas yo en casa. Este año planto yo en mi huerto y las preparo como tu. Un besazo.

    ResponderEliminar
  7. me ha encantado la receta, no la hice nunca¡¡.
    besos crisylaura

    ResponderEliminar
  8. Qué bonito el color y natural, la remolacha es un buen colorante, lo que vas a disfrutar comiéndolas!!
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Yo tambien soy de las que me gustan los encurtidos, sobre todo las cebollitas, que son las primeras en desaparecer, te han quedado genial, bsss

    ResponderEliminar
  10. Hola Toñi. No das abasto a publicar y yo no doy abasto para comentar porque apenas tengo tiempo aunque procuro sacarlo de donde sea jj.
    Me gustan muchos los encurtidos pero nunca los he preparado. Veo que tu no desaprovechas la ocasión. Si el otro día preparaste un escabeche de coliflores en esta receta nos deleitas con unas cebolletas en vinagre.
    Tanto una como la otra deben estar de vicio. Además tienes ocurrencias para todo. ¿Qué mejor colorante y además natural que el que proporciona la remolacha? Has conseguido que su color sea una maravilla.
    Un aperitivo de chuparse los dedos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Uhmmm que buenas!!! Los encurtidos me pierden. Nunca los he intentado hacer yo misma y vaya idea me has dado jiji! Besines

    ResponderEliminar
  12. Toñi no es que me gusten ¡es que me encantan! Antes no me hacían mucha gracia pero desde que me quedé embarazada me dio por comerlas ¡y aquí sigo! Para que luego digan que lo de los antojos es mentira ¡pues a mí me apetecían encurtidos a todas horas!

    Mis favoritas son las rojas, que saben muy distinto de las blancas y me da igual comerlas solas que en ensalada (se han convertido casi en un ingrediente básico de mis ensaladas)

    Me ha encantado la idea de mantener el color con la remolacha ¡te han quedado preciosas!

    Creo que no he visto nunca esas cebollas por aquí, pero voy a mirar mejor en la frutería y en el súper a ver si las encuentro y las preparo, que aunque tengo un buen alijo de botes en casa seguro que las caseras están mil veces mejor

    ¡Besos mil y feliz finde!

    ResponderEliminar
  13. Te han quedado estupendas, no las he hecho nunca pero viendo lo fácil que es, igual me animo.
    Besitos guapa

    ResponderEliminar
  14. Yo soy una enamorada de las cebollas en vinagre, la verdad que todo lo que lleve vinagre, y ya sabes que somo los reyes del encurtido.
    Mi abuela y mi tía que eran grandes cocineras siempre las hacían así, con la remolacha, aveces solo le ponían el caldo de haberlas hervido y la orza con las cebollas no faltaba, pero te hablo de kilos, porque con tantos como eramos no había vez que pasaramos cerca que no cogiesemos una.
    Lo que no hacían ellas era escaldarlas, a lo mejor se tenían algún día más pero desde luego no les dábamos tiempo.
    Aveces veíamos una piedra colocada encima del plato que tapaba la orza y sabíamos que era una amenaza, porque no duraban nada.
    Un besito y te han quedado geniales.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Por falta de tiempo me es muy complicado devolverte la visita a tu blog y a tu comentario, discúlpame por esto.
Si tienes cualquier duda o sugerencia que hacerme, puedes escribirla aquí o enviarme un correo electrónico, estaré encantada de recibirla y de responderte

Entradas populares de este blog

COMO COCER CAÑAILLAS Y OTROS MARISCOS

CODILLO DE CERDO SALMUERIZADO EN CASA Y AL HORNO.

RECOPILATORIO DE RECETAS CON NÍSPEROS.