jueves, 24 de abril de 2014

PEZ DE CUP CAKES DE ZANAHORIA con toque de almendra. Manga pastelera 1- Toñi 0

ODIO A LA MANGA PASTELERA. 
Ya está , ya lo he dicho.
La manga pastelera me supera, me enciende la sangre, consigue ponerme más nerviosa que cuando mi marido y mis hijos, me pisan lo fregao.
La odio con todas mis fuerzas, desde mis entrañas, desde lo más profundo de mi ser.


Todo empezó cuando Begoña, en facebook, compartió esta foto, me retó para que lo hiciésemos,  Elena metió leña al fuego chinchando... y yo piqué como una inocente y acepté el reto
Que si no hay ovarios..., que si esto no va a poder con nostras..., que si voy a achantarme por una manga pastelera... y ahí me tienes a mi, aceptando el reto de hacer una cosa parecida a esta.
Y conmigo unas cuantas osadas más...
Cuando al día siguiente fuí consciente de lo que había hecho, mi primer impulso fué buscarme una excusa y decirle a Bego , o Samira como también la conocemos, que no podía hacerlo... 
"Mira Bego, lo siento muchíiiisimo, pero han venido unos familiares de la Patagonia, que hacía siglos que no veía y que les tengo un cariño inmenso y no, no voy a poder cumplir mi palabra"

Pero tratándose de Bego, y de Elena, que también ha estado ahí metiendo el dedito en la llaga, pues oye...hay que apechugar y ya está, al lio.

Asi que, una vez metida en el embrollo, intenté recopilar mucha información sobre cupcakes, sobre frostings y sobre mangas pasteleras.

Me decidí por unos cupcakes de zanahoria, compré una nata especial para decorarlos, y vi doscientos vídeos de youtube de como decorar con manga pastelera los dichosos pastelitos.

Además hice caso de las instrucciones de la chica que me vendió la nata y puse todos los instrumentos que iba a usar: boquillas, manga, recipiente donde montaré la nata, e ingredientes para el frosting, en la nevera

Nada podía fallar...

Con la elaboración de los cupcakes y del bizcocho para hacer el pez  no hubo problema, pero en la decoración...

Ingredientes para los cup cakes de zanahoria
  • 200gr de zanahoria cocida ( yo la cocí en el microondas, troceada, sin agua y tapada)
  • 50gr. de aceite de girasol
  • 4 huevos
  • 150gr de azúcar
  • dos cucharadas (de las de postre) de levadura
  • 200gr de harina de repostería
  • una pizca de sal
  • 50gr de almendra molida
*Trituramos la zanahoria ,cocida previamente en el microondas, con el azúcar y reservamos.
*Ponemos en un recipiente grande y redondo, dos huevos  y la pizca de sal y con las varillas vamos batiendo.
Vamos agregando el aceite poco a poco sin dejar de batir, como si montásemos una mayonesa
*Agregamos los otros dos  huevos y seguimos batiendo. Cuando haya aumentado el tamaño y blanqueado, añadiremos la almendra molida y la zanahoria cocida con el azúcar.

*Una vez todo bien batido, vamos incorporando la harina mezclada con la levadura, añadiéndola a la masa  con la ayuda de un colador, para darle más aire a la mezcla.
*Mezclamos suavemente todo y rellenamos los moldes. Obtenemos masa justo para doce cupcakes y un pequeño bizcocho que hice , como véis, en un molde redondo y pequeño de aluminio, de unos 18cm. (untado de mantequilla)

*Horneamos a 180 unos 20 minutos. Una vez horneado dejamos enfriar sobre la rejilla.

 

Para el frosting necesitamos:
No es necesario añadir azúcar si usamos esta nata, pues viene azucarada, y aún poniéndole el queso, quedó suficientemente dulce.

*Montamos la nata añadiéndole el colorante que queramos. Con estos colorantes, con una pizca se consigue mucho color, asi que ¡mucho cuidado!
Una vez montada la nata, añadimos el queso en crema y con las varillas mezclamos.

*Reservamos en la nevera junto con los utensilios para que todo esté muy frio a la hora de usarlo.

Hasta aquí todo perfecto.

Lo jodido vino después, en el momento de la decoración

Yo me decidí en un principio por hacer unas rosas encima de cada cupcake, tal y como venía en la imagen del pececito.
Relleno la manga pastelera..., pongo la boquilla rizada más grande que tengo... Sujeto la manga a 90º exactos sobre el cupcake y me dispongo a apretar con fuerza constante y girando sobre el pastelito en el sentido de las manecillas del reloj...
Y hago la rosa con menos forma de rosa que he visto en mi vida, una rosa fea de cojones, tan fea que eso, ni es rosa, ni es ná.
"Mari Toñi (me digo a mi misma), no desesperes, la boquilla no es  lo suficientemente grande como para que te salga la rosa del youtube.  Haz un churrico enrollao, que quede mono y ya está"


(¿Pero cómo es posible que me cueste tanto hacer un churrico enrollao? ¡Si con el bote de nata en spray me sale!)

Y sigo enrollando el chorro de frosting en un perfecto ángulo de 90º sobre cada pastelito... y aquello sigue sin quedar bonito y en el mejor y más intenso momento de la decoración... la manga pastelera se burla de mi ,en mi propia cara, y me lanza una pedorreta.

¡¡¡Prrrrfzzhhhhshshs....!!!

El put...  frosting  sale disparado en todas direcciones manchándome un ojo, el teléfono móvil, la puerta del lavavajillas, el frutero y la pared.
No he sacado bien el aire que queda dentro de la manga pastelera y al apretar sale una especie de sonoro pedo,en tono de burla, que me acaba de fastidiar (aún más si cabe) el adorno.

"Respira hondo Mari Toñi", (yo me llamo Mari Toñi cuando hablo conmigo misma)
Cambio de boquilla, y acabo los cupcakes amarillos con otro adorno algo más sencillo y como buenamente puedo.

Y me rindo. Le hago la cruz a la manga pastelera, (al menos por ahora) y le lanzo una maldición gitana de las malas, pero malas de verdad, (como las bombillas te veas, manga pastelera, con el cuello retorció y las tripas ardiendo)


Una vez monté  y fotografié el pez que Begoña nos enseñó por facebook, decoré (y terminé de estropear) los cupcakes, con unos fideitos de colores por encima.
Porque, ¿a quién no le gustan los fideitos de colores? ¡Si son la mar de apañaos!

Los fideitos de colores para decorar los dulces son...como esos hombres que se visten para salir los domingos por la mañana, con camisa, mocasines y.. pantalón de chandal

 ¡Hale, con dos cojones, si señor! Arreglao, pero informal

Eso si, como dice mi Mayca Saura, mucho cuidado con echar los fideitos antes, porque como les de por ablandarse y deshacerse, te  dejan un enguarrine  y es peor el remedio que la enfermedad

Y ahora vamos con el pececito.


El bizcocho redondo se corta por la mitad.

Con una mitad hacemos la cara. 

Yo puse sobre el bizcocho un mazapán con color verde, que lo encuentro mucho más rico que el fondant, y para formar el ojito y la boca,  usé una galleta oreo


Con la otra parte hice la cola, y con los pedazos que corté para formar la cola, hice las dos aletas.

Tengo que deciros que el bizcocho y los cupcakes de zanahoria y almendra están deliciosos, quedan muy jugosos.

¡¡Begoña y Elena, niñasssss, que hasta tiene forma de pez, y se parece al de la foto!!

¡¡Reto cumplido!!
 Ahora, eso si... de momento a la manga pastelera la tengo castigada, y no quiero verla ni en pintura.

¡¡Y ahora me voy a ver los peces de mis compañeras de reto!!

Espero que os haya gustado.


Print Friendly and PDF

domingo, 20 de abril de 2014

POKE CAKE. 22º Desafío

Ya tenemos aqui el día 20 y como no, nuestro...


Este mes de Abril tocaba dulce y nos viene de la mano de mi querida Carolina y su blog Tomillo, laurel y otras cosas de comer

http://desafioenlacocina1.blogspot.com.es/2014/04/poke-cake-22-desafio-en-la-cocina.html
A Carolina le temo yo más que a la sarna, para que os voy a mentir, porque los que conocemos su blog sabemos que es una artista con la manga pastelera,  bueno, con todo lo que se proponga lo es, pero con los pasteles y su decoración tiene una mano especial y hace preciosidades. 

Asi que siendo este desafio dulce, yo ya estaba temblando porque sabía que me tocaba encuentro con la manga pastelera , si o si .
Pero la verdad es que se ha portado muy bien y para este desafío nos pidió que elaborásemos un pastel llamado POKE CAKE.

Poco puedo contaros del poke cake, tan sólo que parece ser típicamente inglés o americano, pues la mayoría de las recetas están en este idioma y no he encontrado más información sobre él. 
Lo que sí os puedo dar son las características fundamentales del poke cake: consiste en un bizcocho, agujereado y relleno de, o bien gelatina, o bien una crema, de modo que al cortar, podamos ver y saborear, el relleno por las hendiduras. Lo podemos cubrir como más nos guste, bien sea el resto de la crema o mousse etc...
Carolina debió tener un día bueno porque fué generosa y no nos obligó a usar la manga pastelera aunque... aconsejaba a las temerosas, que era una buena excusa para practicar con ella, y yo le hice caso. 

¡¡Miraaa Carolina!!! ¡¡ Que le voy cogiendo el puntitooooo!!
   

Venga, vamos al lío, os voy a explicar como he hecho yo mi pastel.

Necesitamos:

Para el bizcocho
  • 200gr de mantequilla(en pomada)
  • - 150gr chocolate de cobertura
  • - 4 huevos
  • - 200gr de azúcar
  • - 120gr de harina 
  • - una cucharadita de postre de levadura.
 Para la crema del relleno
  • 150gr de fresas
  • una pizca de colorante rojo (opcional)
  • dos sobres de cuajada
  • dos paquetes (de 200ml) de nata
  • un vaso de leche
  • 100gr de queso de untar
  • 150gr de azúcar
Para la mousse de chocolate
  • 100gr de chocolate de cobertura
  • dos cucharadas de azúcar
  • 300ml de nata para montar
Hacemos la mousse de chocolate:

La mousse de chocolate tenemos que hacerla con antelación, pues es con nata cocida, y tiene que estar bien fría para montarla después.
*Ponemos  a cocer la nata con el azúcar y el chocolate y una vez deshecho todo lo llevamos a ebullición unos dos minutos  y retiramos.
*Introducimos en el frigo y montamos al día siguiente.

Para hacer el bizcocho procederemos asi:
*Batimos la mitad de la mantequilla con el azúcar hasta que blanquee.
*Añadimos las yemas y reservamos
*Mientras, ponemos al microondas el chocolate de cobertura con el resto de la mantequilla. un minuto a máxima potencia. Sacamos y removemos bien hasta que el chocolate se deshaga y se temple la mezcla.


*Mezclamos con las yemas y el azúcar, montamos las claras a punto de nieve.
*Agregamos la harina con la levadura y por último las claras a punto de nieve con movimientos envolventes para que no se baje todo.
* Forramos el molde con papel de horno y horneamos a 180º unos 20-30 minutos.( pinchamos y comprobamos que esté hecho)

* Lo dejaremos enfriar  sobre una rejilla. Al estar con el papel , podremos sacarlo y volverlo a meter en el molde con facilidad.

Una vez frío lo ponemos en el molde y con algún objeto que sea redondo le hacemos agujeros.
Carolina nos aconsejaba agujerearlo con el mango de una cuchara de palo, pero no encontré ninguna con el mango redondo, asi que lo agujereé con este afilador de cuchillos ( por el mango no, eh?)


Vamos agujereando todo el bizcocho.
Es necesario que hagamos muchos agujeros si queremos que después al cortar la tarta, coincida con uno de ellos y podamos ver el relleno de su interior.
Mientras iremos preparando la crema para rellenar, poniendo a cocer en un cazo las fresas troceadas con la mitad del azúcar hasta que cuezan unos diez minutos a fuego suave. Lo trituraremos todo bien y reservamos.

*Ponemos a calentar la nata con el resto de azúcar, el queso de untar y medio vaso de leche.
En el resto de la leche disolvemos bien los dos sobres de cuajada.
*Una vez tengamos todo el queso de untar deshecho y esté a punto de ebullición, lo retiramos del fuego y vertemos la leche con los sobres de cuajada. Removemos bien y volvemos a poner al fuego sin dejar de remover.
Yo le añadí una pizca de colorante rojo, pues las fresas al cocer, no cogen un tono rosado bonito. Evidentemente me pasé con la pizca jejejeje, y quedó una tarta rosa, rosa, rosa ...

*Cuando vuelva a estar a punto de hervir, lo retiramos , volviéndolo a poner una vez se baje la ebullición. Notaremos que espesa, y apagamos el fuego.

*Rellenaremos los agujeros con la ayuda de un embudo estrecho, o de un "biberón" de cocina, y con el resto de la crema cubrimos el bizcocho.


Introducimos todo en la nevera para que espese y cuaje todo bien y podamos desmoldarlo.
Yo congelé todo para decorarlo al día siguiente, y quedó muy bien.


Una vez todo bien cuajado, desmoldé , quité el papel de horno y corté los laterales para dejarlo más uniforme .

Montamos la nata con chocolate para la mousse que cocimos el día anterior. 
Nos quedará muy consistente.

Con la ayuda de la manga pastelera, ( y de Dios ), decoramos la tarta como buenamente podáis.


 
Ya véis que al cortar, se ve la crema que se ha introducido por los agujeritos del bizcocho.
¿Lo véis? Pues en eso básicamente consiste el Poke cake.



No es un bizcocho bañado, ni "borracho" , debe ir relleno de una crema consistente para que se vea al cortar.

Esta fué la tarta que comimos en el cumpleaños de mi hijo Sergio que el día 10 de abril cumplió 20 añazos.
Dado el color que tomó la tarta, y la decoración tan cursi... se negó a hacerse una foto soplando velitas. 
Y es comprensible...
Aunque me reconoció que rica estaba, y mucho. Menos mal.


Espero que os haya gustado tanto como a nosotros.
Si queréis ver los poke cakes de mis compañeras-o , os invito a visitar



El próximo desafío es salado y además es el segundo aniversario de Desafío en la cocina. 
Asi que ¡sorpresa!


Print Friendly and PDF
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...